•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Nicaragua envió hoy sus condolencias al de Irán por el derrumbe de un icónico edificio comercial del centro de Teherán, causado por un gran incendio que se propagó por sus 17 plantas y que dejó decenas de víctimas y de personas atrapadas entre los escombros.

"Es terrible la tragedia. Estamos haciendo llegar un mensaje de condolencias y de solidaridad al Gobierno de la República Islámica de Irán", dijo la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, a través de medios oficiales.

El fuego se desató en el piso noveno debido a un cortocircuito y provocó el colapso del edificio tres horas y media más tarde.

Según anunció a la televisión estatal el alcalde de la capital iraní, Mohamad Baqer Qalibaf, al menos 20 bomberos murieron por el derrumbe, mientras que el presidente, Hasan Rohaní, expresó su pésame a los familiares de los fallecidos.

Los servicios de emergencia de Teherán informaron por su parte de que 78 personas sufrieron heridas, algunas de las cuales se encuentran hospitalizadas en estado reservado.

El llamado edificio Plasco, construido en 1962 como el primer rascacielos de Teherán, albergaba un centro comercial con centenares de tiendas, almacenes y talleres de confección, y estaba situado en la avenida principal Yumhuri.