•  |
  •  |
  • END

La fiscal departamental de Rivas, Isolda Ibarra, interpuso la tarde de ayer ante el Tribunal de Apelaciones de Granada un recurso de casación en contra de la sentencia de libertad para el norteamericano Eric Volz, emitida por dos magistrados de este tribunal.

Dicho recurso fue recibido por el secretario de la sala penal, Armando Mejía de manos de Ibarra. Una fuente vinculada al Tribunal confirmó a END que los magistrados aceptaron en su proveído del recurso las medidas cautelares solicitadas por la Fiscalía, es decir, mantener en prisión a Volz hasta que la Corte Suprema falle la casación.

Los magistrados ponderaron el caso y la indignación que ha causado, por lo que estimaron como muy prudente acceder a lo solicitado por la Fiscalía.

Ejecución suspendida

La Fiscal aclaró que con este recurso la ley establece la suspensión de la ejecución de la sentencia del tribunal hasta que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se pronuncie al respecto.

Sin embargo, manifestó que no existe un término específico para dicho pronunciamiento, y que de acuerdo con los principios de prontitud y celeridad, el Código no establece una fecha límite, aunque dijo que debería hacerse lo más pronto posible.

“Nuestro criterio institucional es que se quebrantó el criterio racional, se desacreditó un testigo y se revaloraron las pruebas, lo que le esta totalmente vedado a un tribunal de apelaciones”, expresó.

El artículo al que recurrió la Fiscalía para interponer el recurso de casación fue el 387 numeral 4 del Código Procesal Penal, el que según ella, es motivo de forma para poner el recurso.

Tribunal resolverá

Por su parte, Fabrith Gómez, abogado defensor de Volz, manifestó que hay ilegalidad en la detención, y por eso hizo uso del recurso de Hábeas Corpus y esperará el pronunciamiento del tribunal en las próximas 24 horas.

“Nosotros recurrimos básicamente a los derechos constitucionales, a la Ley de Amparo, para que la jueza infractora obedezca la resolución, y al hecho de que sabemos que las resoluciones judiciales son de ineludible cumplimiento”, señaló Gómez.

En cuanto a la suspensión de la ejecución de la sentencia, y contrario a lo dicho por la fiscal, Gómez manifestó que independientemente de que el recurso de casación este puesto, es obligación de la juez dejar en libertad a su defendido, “ese recurso no detiene nunca la orden de libertad”, subrayó.

Quieren llevárselo a toda costa
Mientras el Tribunal de Apelaciones de Granada remite el expediente a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), familiares y abogados de Volz respaldados por la Embajada de Estados Unidos en Managua, hacían ayer múltiples acciones para ejecutar la orden de libertad.

Fuentes del Ejecutivo revelaron que a través de personajes de la vida política, allegados a la familia Volz, advirtieron que harían cumplir la sentencia del Tribunal de Apelaciones de Granada, para llevárselo por aire, mar o como fuese necesario.

El objetivo es que Volz salga inmediatamente del país, según lo expresado por el propio portavoz del Departamento de Estado, Tom Casey, quien dijo que el mensaje al gobierno de Nicaragua es “que queremos ver que esta decisión se implemente lo más rápido posible, queremos verlo capaz de salir del país y reunirse con su familia”.

Trabajan cuatro fiscales

La fiscal departamental de Granada, Isolda Ibarra, dijo que fueron instrucciones expresas del Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez, presentar la casación, en cuya preparación trabajaron cuatro fiscales, dos de Rivas y los otros de Managua y Granada.

En el recurso de casación, el Ministerio Público también solicitará que se confirme la sentencia de 30 años de cárcel que se le recetó en primera instancia a Julio Martín Chamorro López, por considerarse a la vez coautor del crimen de Doris Ivania, “ya que hay suficientes elementos de prueba para que la Sala Penal de la CSJ, confirme esa sentencia”, explicó Ibarra.

Cenidh: Injerencismo

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos calificó como injerencista la solicitud que el gobierno de los Estados Unidos formuló al gobierno de Nicaragua, para que ponga en libertad lo más pronto posible a Erick Volz.

“Es un injerencismo”, aseguró la doctora Vilma Núñez de Escorcia, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, tras comentar la demanda del gobierno norteamericano, mientras confirmaba planes para llevarse por la fuerza al norteamericano, que aún se encuentra internado en el Hospital “Carlos Roberto Huembes”, bajo vigilancia del Sistema Penitenciario Nacional.

Según Núñez, el propio Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez, le confió que un grupo de periodistas norteamericanos que llegó en un vuelo a Managua a medio día de ayer, “tenían la intención de llevarse al norteamericano a como sea fuera del país”.

“Yo no sé cómo se lo pueden llevar, estoy repitiendo lo que la Fiscalía nos informó con alarma, no sé cómo van a hacer. Esa persona está presa y tiene que darse la complicidad gubernamental para que se lo puedan llevar”, aseguró Núñez, quien lamentó que la justicia en el país “esté por el suelo, completamente desacreditada, lo que a su vez incrementa la inseguridad con estas situaciones”.

Para la presidenta del Cenidh, sería “verdaderamente grave, desastroso para la dignidad de los nicaragüenses, que permitan que los extranjeros se lleven de las cárceles a una persona sin que esté finiquitado judicialmente el caso”.

Trivelli sostiene posición de su gobierno

El Embajador de Estados Unidos, Paul Trivelli, dijo anoche que su gobierno espera que el Poder Judicial nicaragüense cumpla con liberar a Erick Stanley Volz, aunque señaló que, en todo caso, corresponde a las instancias judiciales decidir cuándo ejecutará la orden de libertad del ciudadano estadounidense.

“Emitimos dos declaraciones, tanto aquí (en Managua) como en Washington, y esperamos que la decisión de la Corte (Tribunal de Apelaciones de Granada) sea implementada. Es una decisión de una corte nicaragüense”, expresó.

(Con la colaboración de Luis Alemán)