Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Un año después de haber sido condenado en primera instancia a 20 años de prisión por diversos delitos, Arnoldo Alemán Lacayo se apresuró a traspasar las propiedades que adquirió durante su mandato presidencial, entre ellas 811 manzanas de tierra ubicadas en el municipio de Tola, departamento de Rivas, aunque el antecedente del bien no queda claro en la escritura de venta número 58, como manda la Ley del Notariado
Geninsa dueña de 811 manzanas
Según el documento legal, el 17 de diciembre de 2004, la señora María Fernanda Flores Lanzas de Alemán, en su calidad de presidenta de la Junta Directiva de la sociedad mercantil Gestiones y Negocios Inmobiliarios, S.A. Geninsa, le vende a Víctor Manuel Dávila Dávila, varios lotes de terreno, uno de los cuales comprende 150 manzanas y está inscrito en el Registro Público de la Propiedad Inmueble de Rivas bajo el número 22,172.

Otro de los lotes tiene una superficie de 376 manzanas y está inscrito bajo el número 27,563; un tercer lote tiene una extensión de 125 manzanas y aparece registrado con el número 30,011. El cuarto lote de terreno es de 180 manzanas y está registrado bajo el número 26,683.

Cabe señalar que en la escritura número 58 “compra-venta de propiedad rural”, no aparece el antecedente, es decir, que no se señala cómo y cuándo Geninsa adquirió el inmueble. Aun así, Víctor Manuel Dávila Dávila, en representación de “Dávila Bustos Monestel, Sociedad Anónima”, adquiere el bien en 400 mil córdobas.

La escritura de compra-venta, incluye la certificación librada el 25 de mayo de 2004 por el notario Orlando Lúquez García, en la que María Fernanda Flores de Alemán señala que su representada (Geninsa), “es dueña en dominio y posesión de varias propiedades que se describen a continuación”, es decir, los bienes terrenos descritos anteriormente, pero una vez más, no explica cómo ni cuándo los adquirió y a quién los compró.

Los socios de Geninsa

EL NUEVO DIARIO tuvo acceso a una copia de la escritura antes mencionada a través de una fuente que prefirió el anonimato. En el documento se detalla a los socios de Geninsa, entre ellos, a María Fernanda Flores Lanzas de Alemán; Norma Lanzas de Flores Lovo; Agustín Alemán González, Arnoldo Antonio Alemán Estrada y Álvaro Alemán Lacayo.


Propiedad del Estado
Casi dos años después de la transacción, el 27 de noviembre de 2006, el registrador público de la propiedad inmueble y mercantil del departamento de Rivas, Pedro José Muñoz Carranzas, emite una certificación en la que hace alusión a varias propiedades que coinciden con las vendidas por Geninsa a Dávila Dávila, pero señala que esas tierras pertenecen al Estado de la República de Nicaragua.

Según la certificación, cuya copia también se hizo llegar a EL NUEVO DIARIO, la propiedad original pertenecía a Cornelio Hüeck Salomon, quien fue confiscado con base en los decretos números 370, del 16 de abril de 1980; tres, del 20 de julio de 1979, y 282 del 6 de febrero de 1980. Entonces la propiedad comprendía un poco más de un mil manzanas de tierra.

“La propiedad número 6805, sus linderos originales: Oriente: Nahualapa. Poniente: Manuel Guadamuz y milla marítima. Norte: El Abejonal; y Sur: Nahualapa… Esta propiedad ha realizado innumerables desmembraciones, quedando un resto, poco más o menos con extensión de 3,659 manzanas y 0525 varas cuadradas, se aclara que antes de este resto se inscribió una rectificación de medida judicial que la propiedad arroga un área de tres mil 727 hectáreas y cuatro mil 587 metros cuadrados, equivalentes a cinco mil 346 manzanas y un mil 337 varas cuadradas”, se lee en la certificación.

Al final se reitera que la propiedad pertenece al Estado y Gobierno de la República de Nicaragua, y se especifica la fecha de emisión de la certificación el 27 de noviembre de 2006.

Pelea 51 manzanas… ¿y el resto?

Alemán aparece ahora reclamando a unos inversionistas 51 manzanas de tierra que no se sabe si son restos de la original adquirida, de 811 manzanas, a otra cooperativa campesina supuestamente favorecida con un título agrario.