•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una orden de captura emitida desde el 10 de marzo del 2015 pendía sobre Víctor Manuel Morales García, uno de los delincuentes que participó en el tiroteo donde perdieron la vida dos policías.

Víctor Manuel Morales García, quien fue capturado por su involucramiento en el mortal tiroteo, fue sentenciado el 25 de noviembre del año 2004 a 15 años y 10 meses de prisión por los delitos de: robo con violencia, robo con intimidación, secuestro extorsivo y asociación para delinquir.

En agosto del 2014, sin precisar fecha, una jueza otorgó la libertad condicional a Morales García. El 10 de marzo del 2015 la Sala Penal II del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM)  revocó esa libertad condicional y ordenó a la judicial “garantizar" que Morales cumpliera con lo que le restaba de su condena.

Lea además: Oficiales caídos reciben ascenso póstumo

Hasta el cierre de esta edición de El Nuevo Diario, no se logró conocer la razón, por la cual, la orden no fue cumplida.

En el tiroteo donde perecieron los dos policías también resultó herido un tercero y fue abatido el delincuente apodado “El Yogui”.

LIBERTAD POR TIEMPO LABORADO

En la sentencia emitida el 10 de marzo del 2015, los magistrados del TAM expresan que la autoridad judicial de primera instancia “hizo una mezcolanza” del Código de 1974 (derogado) con la Ley 745 (Ley de Ejecución, Beneficios y Control de la Sanción Penal de Nicaragua) que no estaba vigente cuando Morales fue apresado y sentenciado en el año 2004.

La jueza de primera instancia  otorgó la libertad condicional a Morales alegando que había cumplido las tres cuartas partes de la condena sumándole el tiempo de efectiva prisión con el tiempo laborado.

Te interesa: Aminta Granera promete respuesta “contundente” a grupos criminales

A criterio del tribunal de alzada, lo dispuesto por la jueza de primera instancia es incorrecto porque “en ningún caso se puede sumar un derecho con un beneficio o un beneficio  con un derecho”, como es el caso del beneficio de la libertad condicional con un derecho como es el tiempo laborado.

Los magistrados del TAM también señalan en su sentencia que la judicial al otorgar la libertad condicional a Morales no tomó el informe disciplinario desfavorable que el Sistema Penitenciario Nacional (SPN) le remitió.

En el referido las autoridades del penal de Tipitapa informan que Morales ha sido objeto de ocho sanciones administrativas por mal comportamiento dentro de la cárcel. Finalmente los magistrados del TAM expresan que en la resolución donde se otorgó la libertad condicional a Morales no hubo la debida tutela para garantizar a la sociedad su seguridad.