Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Una sobrecarga en el tendido de alta tensión que conecta a los pobladores de Ticuantepe con los de Masaya, ayer originó tres fallas y cuatro disturbios consecutivos en el suministro de energía, lo que colapsó el Sistema de Interconectado Nacional (SIN) y dejó sin suministro al 87 por ciento de los clientes de Unión Fenosa.

Media hora después de la primera falla, los directivos de Fenosa precisaron que los afectados sumaban el 80 por ciento de los clientes, y responsabilizaron en una nota de prensa a la única empresa (estatal) que transporta la energía.

“Disnorte-Dissur informa que a las 2:02 p.m. de esta tarde ocurrió un disturbio en las redes de transmisión propiedad de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel)”, reza la nota de Fenosa, donde aclaran que el Occidente del país (León y Chinandega) no registró afectación alguna.

Se volvió a caer

Destacaban en ese momento que los técnicos del Centro de Operaciones de la Red (COR) de Fenosa coordinaban acciones para restablecer el suministro de forma gradual, en conjunto con el Centro Nacional de Despacho de Carga (CNDC), de Enatrel.

No obstante, a las 2:23 de la tarde el sistema “volvió a presentar fallas”, y eso generó el segundo disturbio en el servicio, sacando del sistema los pocos circuitos en donde se había logrado restablecer el suministro.

El tercer disturbio tuvo lugar 20 minutos antes de las cuatro de la tarde, cuando los afectados sumaban 601 mil 813 clientes de los 695 mil que Fenosa cuenta en su base de datos. Es decir, elevaron el número de afectados hasta el 87 por ciento.

EL NUEVO DIARIO recibió llamadas desde distintos puntos del país donde se denunciaba la intermitencia del fluido eléctrico. Eran clientes de Fenosa que se mostraban preocupados por posibles pérdidas en sus negocios. Además, subrayaron embotellamientos del tránsito vehicular en los principales puntos de Managua, debido a la ausencia de energía eléctrica en los semáforos.

En esta oportunidad, Fenosa divulgó otra nota de prensa donde dejaba en evidencia que gran parte de las empresas generadoras y todas las subestaciones, habían salido del sistema, a excepción de los circuitos de Occidente.

Enatrel confirma fallas

Enatrel se pronunció poco antes de las cinco de la tarde, cuando fueron superados los tres disturbios, aunque Fenosa todavía no lograba conectar a todos sus clientes. “Es por una cuestión técnica. Tenemos que ir conectando cada circuito poco a poco, para evitar posibles fallas en algunos puntos”, dijo un técnico de Fenosa.

La empresa transmisora estatal confirmó que las dos primeras fallas sucedieron en sus líneas de transmisión. Una ocurrió en la número L9070, que se extiende en el tramo entre Ticuantepe y Masaya, lo que a su vez provocó el disparo por sobrecarga en otra línea, la número L8050, que conecta la Planta Santa Bárbara (Hidrogesa) con la Subestación León Uno.

Este incidente suspendió operaciones en la subestación eléctrica Los Brasiles, y según Enatrel, producto de esas fallas, los siguientes departamentos quedaron sin servicio: Managua, Matagalpa, Chontales, Boaco, Masaya, Estelí, Madriz, Mulukukú, Siuna y Bluefields.

El servicio fue restablecido a las 4:25 de la tarde de este lunes, informaron Enatrel y Fenosa. “La primera interrupción se dio a las 2:04 p.m. y la energía se restableció antes de las 3:00 p.m. Un segundo incidente se registró a las 3:34 p.m. y a las 4:25 p.m. el fluido se normalizó”, asegura la empresa estatal en un comunicado.

Cuando ambas empresas habían declarado superada la emergencia, asomó la tercera falla que ocasionó el cuarto disturbio a eso de las seis y media de la tarde. Hazel Gutiérrez, divulgadora de Enatrel, informó que esta vez fallaron las cuatro unidades de la estatal Generadora Hidroeléctrica S.A. (Hidrogesa).

Gutiérrez precisó que las plantas Santa Bárbara y Centroamérica dejaron de entregar los 100 megavatios de energía que se generan a base de la hidráulica de las aguas del embalse de Apanás. “Pero esta vez la afectación fue parcial en todo el país”, señaló la divulgadora, no obstante, los ejecutivos de Fenosa dijeron todo lo contrario.

“Otra vez se mantiene afectados a 601 mil 813 clientes, que son los mismos que habíamos informado en las notas de prensa enviadas temprano”, dijo Noel Hernández, de la Gerencia de Comunicación de Fenosa.

Los Brasiles y efecto dominó

David Castillo Sánchez, titular del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), anoche explicó que los disturbios afectaron la línea de transmisión de la Subestación Los Brasiles, la que es neurálgica en el sistema de interconectado, pues clasifica y despacha en varios circuitos la energía que recibe de varias generadoras ubicadas en Occidente.

“Recordemos que en ese punto, cerca de la entrada de Ciudad Sandino, se recibe toda la energía que se produce en Corinto, Puerto Sandino y Nagarote; lo que es una carga sustantiva que, de colapsar esta Subestación, se suspende casi todo el sistema”, dijo Castillo.

Fuentes del sector eléctrico anoche dejaron entrever que todas estas incidencias se debieron a pruebas en el sistema eléctrico para incorporar la energía que produce el Parque Eólico Amayo, ubicado en el kilómetro 130 de la Carretera Panamericana, entre la ciudad de Rivas y Peñas Blancas.