•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque el gran lago es una de las grandes bellezas naturales que presumen los nicaragüenses, el recurso está contaminado. La fauna, flora, pesca y seres humanos que viven de este reservorio sufren las consecuencias.

La principal zona de contaminación del lago Cocibolca está en la costa de Granada, donde se encuentran grandes cantidades de basura provenientes de los arroyos o que distintos turistas, al igual que la población, han botado en este lugar.

El descuido no es sensato, porque la población se abastece del agua potable del Cocibolca.

Alejandro Arana, secretario de proyectos ambientales de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), expresó: “El lago tiene sus propios mecanismos de saneamiento, pero no es suficiente debido a la basura que ahora proviene de los mismos arroyos, todo esto tiene un impacto directo sobre la fauna y la flora locales, además afecta económicamente a la población, ya que tendremos pagar miles por conseguir una planta de tratamiento”.

Más: Contaminación en laguna de Masaya no se detiene

El ambientalista Jorge Huete comentó que la cantidad de basura en la playa provoca grandes concentraciones de bacterias, provenientes de los cauces que llegan hasta el lago, las cuales irán deteriorando los recursos naturales como plantas y especies acuáticas que habitan en este lugar, pero afectando también nuestra salud porque esta agua ya no podrá utilizarse.

El río Mayales 

Pese a las diversas acciones que ejecuta el Comité de la Subcuenca del río Mayales con apoyo de la cooperación alemana, el recurso natural continúa con un alto grado de contaminación por heces fecales de humanos y animales, así como por desechos tóxicos, provenientes de talleres mecánicos,  dijo el doctor Yesner Castro, responsable de la unidad ambiental del centro de salud de Juigalpa. 

Desde el año 2014, los municipios de Juigalpa, Comalapa y Cuapa, conforman el Comité de la Subcuenca del río Mayales y vienen realizando acciones para sanear el río, que pasa por esas localidades chontaleñas. 

El río Mayales tiene aproximadamente 80 kilómetros de largo, nace en el municipio de La Libertad y llega al lago de Nicaragua.

Aydalina Berroterán, presidenta del programa de la subcuenca del río Mayales,  manifestó que para mermar  un poco la contaminación, las alcaldías de Juigalpa, Comalapa y Cuapa han instalado 195 letrinas desde el año 2014 y este año instalaran más.  

Asimismo, piden a los productores que cerquen sus fincas y construyan pilas de agua para que beban sus animales y no tengan que ir al río a orinar o defecar.

En León

El río Chiquito es considerado el principal cuerpo de agua en el departamento de León, donde autoridades locales y de medio ambiente, así como la cooperación externa, han invertido millones en el saneamiento, limpieza, reforestación y educación ambiental, con fallidos resultados. La riqueza hidrológica del país se ve amenazada por malas prácticas.

Benito Abarca, responsable del Departamento de Agua y Saneamiento en la Alcaldía de León, explicó que los cauces naturales que conforman el río Chiquito inician en la zona montañosa Los Maribios, atraviesa el casco urbano de León y desemboca en la Isla Juan Venado, en la zona costera de Las Peñitas, en el Pacífico.

“En el Chiquito las aguas residuales y desechos sólidos, de las viviendas asentadas a orillas del afluente natural, son depositadas directamente en el cauce natural, al igual que residuos de empresas de tenería”, dijo Abarca.

A juicio de Abarca, si el río (Chiquito) estuviera completamente saneado, sería de gran potencial turístico porque posee diversidad de flora y fauna.

De acuerdo al plan estratégico 2011-2020, de agua, saneamiento y drenaje pluvial, elaborado por la Alcaldía de León, la mayoría de fuentes hídricas presentan un alto nivel de contaminación y a pesar de los constantes esfuerzos por reducir el impacto en la salud humana, las condiciones de riesgo han aumentado y prevalecen en forma paralela a su desarrollo económico. 

Río Fonseca 

A raíz de un concurso ambiental, varios niños de un colegio privado de Boaco tomaron conciencia del grave problema de contaminación que padece el Fonseca por el vertido de parte de las aguas negras de la ciudad y la basura, que desembocan a través de los cauces y la quebrada conocida como La Chingastosa, que acumula agua putrefacta y maloliente.

Los menores que cuentan con el apoyo de sus padres y dan vida al movimiento ambientalista denominado «Salvemos El Fonseca», con la realización de caminatas y acciones de limpieza en el río, como un llamado de atención a las autoridades.

Además: Ríos de Nicaragua en vías de extinción

El 2016, fue uno de los peores años para el río Fonseca, pues en época de verano el caudal baja drásticamente, pero el año pasado llegó a niveles dramáticos, por lo que las autoridades municipales, iniciaron la primera etapa del vivero municipal ubicado en la entrada del relleno sanitario y este año se dará continuación a una segunda etapa, para reforestar las cuencas, confirmó la secretaria del concejo municipal, Carmen Cerda Fargas.

La belleza del hotel se pierde cuando el cliente ve a sus alrededores la suciedad, la basura, porque no cuidamos el medio ambiente”. Grisel Camille, gerente de La Gran Francia, en Granada.

Lucha por rescatar Estero de San Juan del Sur 

Lésber Quintero

TURISTAS• Cada año, durante la temporada veraniega, muchos turistas que llegan a San Juan del Sur se ven atraídos por las mansas y cálidas aguas del estero del río que lleva el mismo nombre de esta ciudad, pero ingresar allí es prohibido porque está contaminado.

La municipalidad instala rótulos de advertencia, mientras permanecen a la espera de los resultados de una campaña denominada "Salvemos el Estero y el río de San Juan del Sur”.

También: Al menos diez ríos se han secado en Rivas

Santiago Orozco, técnico, del área de unidad ambiental de la alcaldía, señaló que esta iniciativa la realiza la municipalidad en coordinación con la empresa privada y la Agencia Alemana de Cooperación Técnica (GIZ).

A la vez precisó que el problema  de  contaminación que corresponde al área del estero del río, se debe a que en la parte baja de la “ribera están asentados barrios que no están conectados al sistema de alcantarillado de la ciudad y las aguas grises son vertidas al cauce y más aún cuando llueve”.

Según Orozco, la municipalidad ya está realizando estudios de factibilidad  para ampliar  el servicio de alcantarillado de estos barrios, “ya que es la única solución, para acabar con la contaminación del estero y la inversión del proyecto ronda los 33 millones de córdobas y estamos realizando gestiones con Enacal y la GIZ, para impulsar esta obra”.    

Mario Rocha, coordinador de la campaña, explicó que mantienen en pro del estero y el río, se han sumado  microempresarios agrupados en la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), así como funcionarios del  gobierno local y estudiantes de secundaria de ese municipio.

Entre los trabajos orientados a rescatar el estero, mencionó campañas de sensibilización, jornadas de limpieza y  reforestación en zonas altas del rio.