Uriel Velásquez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente Daniel Ortega orientó a la Policía Nacional implementar capacitaciones permanentes a los oficiales de la institución para perfeccionar las técnicas que ejecutan al momento de enfrentarse con criminales.

La medida fue anunciada ayer por la vicepresidenta Rosario Murillo y llega cuatro días después de que dos oficiales de la Policía Nacional murieran en una balacera registrada en el barrio San Luis de la capital, cuando se enfrentaban con una banda delincuencial.

El presidente Daniel Ortega “ha instruido a la Policía Nacional desarrollar todo tipo de capacitaciones de manera permanente, cursos intensivos para perfeccionar las técnicas de nuestros hermanos policías en la lucha, en el combate contra la criminalidad y sobre todo en la lucha para preservar y fortalecer la seguridad de todas las familias nicaragüenses”, dijo Murillo.

En la balacera registrada el pasado jueves murieron los oficiales  Julio César Narváez y Howard Antonio Urbina. Ambos tenían 10 años de pertenecer a la institución al momento de enfrentarse con la banda delincuencial "Yogui". 

En un homenaje póstumo el subinspector Julio César Narváez fue ascendido al grado de inspector y el suboficial mayor Howard Antonio Urbina fue ascendido al grado de subinspector. 

Asimismo, por decreto presidencial se les otorgó la Medalla al Valor Subcomisionado Juan Ramón Torres Espinoza.

Al momento de la balacera, el ahora inspector Narváez, a pesar de estar herido de bala, dio muerte al líder del grupo, Diógenes Trinidad Medina Martínez, de 36 años de edad.