•  |
  •  |
  • END

Un cortocircuito supuestamente ocasionado por irregularidades en el servicio de energía eléctrica es la probable causa de un incendio que consumió de manera parcial una vivienda en el barrio Monseñor Lezcano, la tarde del lunes.

Harbin Morales, uno de los ocupantes de la casa, cuyo segundo piso quedó en escombros, dijo que el siniestro está relacionado con el constante ir y venir del servicio de energía eléctrica.

“Primero el fluido eléctrico dejó de funcionar entre la una y las dos de la tarde, pero como a eso de las cuatro comenzó a ir y venir, hasta que hubo una explosión en el panel donde están los breakers”, relató.

Alina Morales, propietaria del inmueble parcialmente siniestrado, expresó que al inicio creyeron que se trataba de un “apagón” normal”, como los sucedidos el domingo.

Walter Gutiérrez, comandante del Benemérito Cuerpo de Bomberos, recomendó a los usuarios del servicio de energía eléctrica, que al producirse un corte bajar los breakers para evitar tragedias una vez que retorna el servicio.

“No sólo los altos voltajes provocan cortocircuitos que desencadenan en incendios, también los bajos voltajes, y por eso hay que bajar los breakers”, explicó Gutiérrez.

Las llamas que se propagaron rápidamente en el segundo piso de la vivienda, fueron controladas de forma inmediata por los apagafuegos del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Managua y de la Dirección General de Bomberos.

Mientras tanto, la Cruz Roja Nicaragüense reportó la atención de dos personas, entre ellas Alina Morales, quien sufrió la alteración de la presión arterial al ver cómo las llamas consumían el esfuerzo de muchos años de trabajo.