• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Renovar la flota vehicular, capacitación y una revisión de los antecedentes del conductor son parte de las medidas que tomarán los representantes de las cooperativas en el país para mejorar el servicio de taxis, sostuvo Reynaldo Bermúdez, presidente de la Unión de Cooperativas de Taxis de Managua (Unicootaxma, R.L.).

Sin embargo, estas medidas no son suficientes para detener el mal servicio de taxis que existe en la capital, dijeron usuarios consultados por El Nuevo Diario. “Es que tienen una serie de malas actitudes. Por ejemplo, manejan sin precaución y a toda prisa y te cobran un precio injusto”, expresó Ana Pereira, de 35 años.

Carlos Gómez, estudiante de odontología en la Universidad Americana (UAM), asegura que en más de una ocasión ha sido víctima de robo por parte de taxistas. “Es que tienen mala educación, son violentos, se enojan si uno les pide rebaja y no te dejan en el lugar que es”, comentó Gómez.

SALTA UBER

El asesor del presidente Daniel Ortega en temas sociales, Orlando Núñez, informó que el Gobierno no permitirá la entrada de Uber al país que sugería llegar, esto para evitar conflictos con el gremio de taxistas. Los representantes de las cooperativas en Managua ven como positiva la decisión.

Te interesa: El Gobierno no permitirá que Uber opere en Nicaragua

Vidal Almendárez, representante de la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxi (Fenicootaxi), aseguró que “nos parece satisfactorio que el Gobierno haya comunicado la decisión de no permitir el ingreso de Uber al país”.

Almendárez sostuvo que “los taxistas le planteamos al Gobierno que Uber está ofreciendo información, datos y publicidad engañosa”.

Ellos (Uber) vienen y dicen que van a transformar el servicio de transporte en Nicaragua. Eso es una mentira. Uber realmente no invierte en un solo vehículo. Uber lo que hace es traer al país una aplicación a través de una plataforma internacional, pero no hay una inversión”, dijo.

Agregó que las cooperativas no están “en contra del desarrollo tecnológico. No estamos en contra de la inversión en Nicaragua. Creemos que los taxistas somos pequeños empresarios. Somos pequeños inversionistas. Esos vehículos tienen un valor, las concesiones, el permiso de operaciones. En cambio Uber no trae nada nuevo”.

MAL VISTOS

Carlos Moreira, un taxista capitalino, refiere que “las personas nos tienen estigmatizados. Solo porque Uber ya no se instalará ahora nos ven con malos ojos. Dicen que nosotros les robamos, pero no todos los taxistas somos iguales”.

“En la vida hasta los que andan de corbata roban. Uno ve los grandes gerentes, los dueños de bancos, hay algunos que son honrados, pero hay otros que son delincuentes. Lo mismo sucede con los taxistas”, expresó.

Carlos Durán, otro taxista, menciona que “la mayoría de los taxis que andan de noche están sin licencias, porque a esa hora no hay personas de Irtramma ni policías. Entonces algunos aprovechan para cometer robos. Sin embargo, no todos somos delincuentes”.

De acuerdo con Marvin Pomares, director del Instituto Nacional de Defensa al Consumidor (Indec), en el 2016 se presentaron 316 denuncias por diferentes faltas cometidas por algunos taxistas.

Entre las denuncias recepcionadas en el Indec destacan: robos, violaciones, tarifa irregular, maltrato y acoso. La mayoría de personas que denunciaron los actos cometidos por los taxistas son estudiantes universitarios.

RENOVACIÓN

El presidente de Unicootaxma, Reynaldo Bermúdez, manifestó que como taxistas “ahora tenemos que mejorar la calidad de las unidades y la atención. En cuanto a las condiciones de los vehículos, actualmente tenemos un plan de renovación de unidades”.

“Todo mundo critica el gremio. La gente piensa que el gremio de taxis está haciendo promesas, pero después volverá a lo mismo. Esas críticas no son positivas y creemos que la gente debe entender que hay conductores que tienen distintas formas de ser”, dijo Bermúdez.

A su vez, aseveró que las federaciones de taxis se van a reunir con “el Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua (Irtramma) para brindar capacitaciones y continuar con el cambio en la flota vehicular”.

En cuanto a la seguridad, Bermúdez señaló que se comprometerá a partir de hoy “a pasar por un filtro los antecedentes del conductor. Si la Policía revela que ese conductor ha tenido sanciones o algún delito cometido, lo correcto es que se le despida o no se le acepte. Vamos a ser más rigurosos con el tema del récord o historial del conductor”.

Cosep: "Demuestren que no es necesario otro servicio"

DECLARACIONES • El asesor presidencial en temas sociales, Orlando Núñez, señaló el pasado lunes que “no hay disposición de abrir las puertas a Uber. Los taxistas están preocupados que entre a Nicaragua y nosotros estamos preocupados porque se puede generar un conflicto”.

Rosendo Mayorga, vicepresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), afirmó que con la llegada de Uber se iba a garantizar la seguridad a los ciudadanos. Pero ahora ya no, puesto que el Gobierno impidió la entrada.

Mayorga señaló que el usuario de Uber no es el consumidor del taxista tradicional, sino que es otro tipo de segmento.

“No es que esté en contra de los taxistas, al contrario, que se superen, que mejoren sus servicios, ya la población lo ha estado demandando desde hace mucho tiempo”, expresó.

“Aquí lo que queda es que los taxistas actuales mejoren su presentación y en realidad demuestren que no es necesario otro servicio”, dijo Mayorga.

El vicepresidente del Cosep manifestó que “los avances no se pueden detener, la tendencia a nivel mundial es esta y los pueblos no pueden parar el desarrollo de la tecnología. Tenemos que montarnos en el tren del desarrollo”.

Mayorga detalló que “si las cooperativas locales pueden brindar un servicio como este, es bienvenido, aquí no se trata de apoyar la llegada de empresas solo porque es Uber, lo que se busca es que haya mejoras en el servicio”.