•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA

Tras ser golpeado en la cabeza con piedras, y con tiradoras en el cuerpo, por parte de fanáticos orteguistas la mañana del sábado último en la esquina oeste de la Alcaldía de Chinandega, Luis Rafael Gasteazoro Campos dijo que se sintió impotente ante el salvajismo de sus atacantes, que pusieron de manifiesto el odio en vez del amor que pregona la primera dama Rosario Murillo.

El joven, que junto a su padre Luis Rafael Gasteazoro Rivas y un grupo de miembros de la Union Ciudadana por la Democracia (UCD) fue impedido de marchar por las principales calles de esta ciudad contra el fraude de las elecciones municipales de noviembre de 2008, confirmó que fueron cercados por simpatizantes del partido de gobierno, que desde la madrugada del viernes lanzaron morteros para intimidarlos.

“Estábamos reunidos y avanzamos pocos metros, cuando fuimos atacados por los miembros de la turba orteguista que gritaban consignas como “No Pasarán”, “Que se Rinda tu Madre”, “Ni un paso atrás”, entre otras, reeditando la época de los ochenta, en la cual se cerraron espacios democráticos como el gobierno lo esta haciendo ahora”, dijo Gasteazoro Campos, quien agregó seguirán luchando en defensa de la democracia.

Agradece a subcomisionado

Agradeció la protección a su persona por parte de varios miembros de la Policía Nacional, entre ellos el subcomisionado Carlos Hernández, quien resultó con una mano lesionada producto de una pedrada. No obstante, la capacidad de los 200 policías de Chinandega y refuerzos de la Policía de Madriz, fue rebasada por los furibundos orteguistas, que gritaban que era el inicio de la celebración del treinta aniversario de la Revolución, haciendo eco a Daniel Ortega.

Manifestó que con el ataque despiadado contra personas indefensas, el orteguismo demuestra desesperación, y queda en entredicho ante la opinión publica nacional e internacional, porque cierra espacios democráticos, y trata de instaurar una dictadura con diversos organismos de masas, cuyos integrantes tienen mente irracional.

Cubiertos como delincuentes

Expresó que si un vecino no hubiese abierto las puertas de su casa para que se refugiaran los integrantes de la UCD, la situación se hubiera tornado peor, porque ni los propios dirigentes detenían el ataque de los orteguistas que estaban emboscados, algunos con el rostro cubierto y con camisas militares, en actitud cobarde.

Los otros lesionados

Lamentó las lesiones sufridas por el diputado Luis Callejas Callejas; por Silvia Padilla, hermana de la vicealcalde sandinista de Chinandega, Miriam Padilla, a quien rajaron la cabeza a pedradas y destruyeron los vidrios de su vehículo; por el padre Ruy Montealegre Callejas; por el inspector Luis Blanco, de la Policía de Chinandega; por trece policías; por Rita del Carmen Sánchez Martínez, de 57 años, y por Pilar Castellón, de 55 años, originarias del puerto de Corinto, entre otros.

Dijo que los dirigentes orteguistas no podrán argumentar que la agresión fue hecha por pandilleros, debido a que son un partido disciplinado. En Chinandega fue notoria la presencia de miembros de la Juventud Sandinista y de otros organismos de masas provenientes de Managua.

Criticó la autorización por parte de las autoridades competentes de la marcha de los orteguistas, que siguiendo la orden de sus máximos líderes, consideran que son dueños de las calles, en un reflejo de su intolerancia y de actitudes dictatoriales.

Por su parte, el diputado liberal Eduardo Gómez López, ex presidente de la Asamblea Nacional, dijo que seguirán defendiendo la democracia, porque “el Frente Sandinista se robó las elecciones municipales, el ocho por ciento no fue recontado por el Consejo Supremo Electoral en el departamento de Chinandega. En una actitud cobarde, desbarataron la marcha cívica, es censurable esa acción por parte de las turbas divinas de Daniel Ortega, integradas por los CPC, una organización paramilitar”, dijo el legislador.

Expresó que los demócratas lucharán para que en Nicaragua se respeten las leyes, que no se deteriore la paz y que no se instaure una dictadura peor que la de Anastasio Somoza.

No dejaron llegar de municipios

Repudió la actitud de los orteguistas que no permitieron la entrada de miembros de la UCD provenientes de los municipios de Cinco Pinos, El Viejo, Somotillo, Corinto, Chichigalpa y El Realejo, los cuales fueron apedreados y mortereados.

Monseñor Jaime Ramos Flores, vicario de Chinandega, dijo que horas antes de la marcha rezaron por la paz, y lo seguirán haciendo con los fieles católicos por lo que lamentó los sucesos del sábado en esta ciudad.

Policía dice que investiga

A 48 horas del ataque, la Policía Nacional no confirmó oficialmente la detención de ninguna persona.

El comisionado Lee Edwin López, jefe en funciones de la Policía de Chinandega, confirmó minutos después de la salvaje agresión de los orteguistas que los miembros de la UCD no pudieron marchar ante el cerco de éstos y la captura de cinco personas, cuya identidad no reveló porque estaba completando el informe que remitiría a la jefatura nacional de la Policía Nacional.

El domingo se conoció que sólo un antisocial apodado “Saqueo” fue apresado por un delito no relacionado con el ataque de los simpatizantes del matrimonio Ortega-Murillo.