Engell Vega Barahona
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Federación de Iglesias Evangélicas Nicaragüenses (Fienic), presentó ayer la campaña educativa Jesús es el Camino, con la cual pretenden sensibilizar a las familias nicaragüenses para evitar más accidentes de tránsito.

Omar Duarte, presidente de la Fienic, señaló que los accidentes representan “un grave problema de salud pública en Nicaragua” y por tal motivo las diferentes denominaciones evangélicas asociadas en la federación planificaron actividades en coordinación con la Dirección de Seguridad de Tránsito Nacional (DSTN), en las cuales se fomentará la responsabilidad de los conductores y peatones. “Esto tiene como objetivo promover actitudes de prevención de accidentes de tránsito entre conductores y peatones, fomentar la responsabilidad individual, orientar y capacitar a las diferentes patrullas, líderes y maestros de la comunidad evangélica”, señaló Duarte, quien además agregó que participarán más de 1,500 iglesias afiliadas a Fienic y 1,400 pastores para hacer conciencia.

Con estudiantes

Duarte aseguró que el mensaje de prevención también se llevará a las universidades y colegios.

“Nosotros, como líderes evangélicos de la Fienic, nos sentimos comprometidos y creemos que la Policía está haciendo su esfuerzo, el Gobierno como política de estado está buscando prevenir y evitar la muerte, evitar el dolor y desde la sociedad civil, las aseguradoras, las compañías automotrices, todos juntos debemos trabajar para llevar tranquilidad a los hogares y las familias nicaragüenses”, agregó Duarte en conferencia de prensa.

Diferentes alianzas

Por su parte, el jefe de la DSTN, comisionado Roberto González Kraudy, aseguró que todos los días se está fomentando la cultura de prevención a través de los medios de comunicación. “Hay una gran alianza entre la Iglesia católica, Iglesia evangélica, otras denominaciones, medios de comunicación, empresa privada, encabezada por el Gobierno para preservar la vida”, aseguró.

“Transcendental para nosotros es: 1,500 congregaciones transmitiendo mensajes para proteger la vida, 2,000 células, 1,400 pastores en función de formar, educar y hacer conciencia en la familia. Asimismo, 60 medios de comunicación, más los familiares de las víctimas que han fallecido en accidentes de tránsito”, apuntó González Kraudy.

Capacitaciones

El jefe de la DSTN también destacó que se han capacitado aproximadamente 1,300 conductores del sistema selectivo de la capital.

“Recordemos que la responsabilidad la tiene el conductor, la tiene el peatón, la tiene la familia. Existen políticas de Estado para preservar la vida, pero el rol número uno es el compromiso en la familia, educación y conciencia, que son parte de la responsabilidad para preservar la vida”, finalizó González.