•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los comerciantes de la Asociación Ilsa Vargas, de la terminal de buses Ernesto Fernández, se reunieron con el alcalde de Masaya, Orlando Noguera, para firmar ocho acuerdos que ponen fin al  desalojo de la zona.

Según Allán Gutiérrez, vocero de la comuna, entre los acuerdos está que Nolan Cano, presidente de la Asociación Ilsa Vargas, contratarán un arquitecto, pagado por la Alcaldía, en un término de siete días para que este, junto a los comerciantes, presente su evaluación con las mejoras al proyecto propuesto por la municipalidad,  en un plazo de 30 días, pero la distribución de espacio será respetando la libre circulación y espacio de los transportistas.

Otro de los acuerdos firmados es dejar a un lado los rumores que promueven la desesperación entre los comerciantes, la voz oficial será el alcalde y el presidente de esta asociación. También se acordó que nadie realizará cobros en la entrada y salida en la terminal de buses, solo la Alcaldía, y quien desacate deberá limpiar el lugar.

ESPACIO SEGURO

La Alcaldía garantizará el espacio a los comerciantes situados en La Herradura, Santa Fe y la doble L, quienes gozan de espacio en posesión, sin embargo, el comerciante no podrá vender ni ceder el espacio sin autorización de la municipalidad, de lo contrario pierde el derecho adquirido.

La comuna contabilizó 479 comerciantes, para lo cual la municipalidad propone construir siete naves con capacidad de 300 personas, de 9 metros cuadrados, cincon naves de 6 metros cuadrados con 200 módulos.

En la reunión asistieron representantes de los comerciantes de los diferentes sectores afectados, el alcalde Orlando Noguera, la vicealcaldesa Jacaranda Fernández y Mauricio Mercado, delegado municipal de la Secretaría del Frente Sandinista.