•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La prestigiosa cadena de televisión National Geographic publicó en su sitio web una nota sobre el descubrimiento del umbral del infierno en la antigua Hierápolis, Turquía. En el artículo plantean ¿por dónde se podría entrar al inframundo? Y resulta que en Nicaragua podría estar una de las “puertas al infierno”.

En imágenes: Cossman más cerca del corazón de fuego

En el artículo se destaca que la boca del infierno está en Mesoamérica, precisamente en el Volcán Masaya de Nicaragua.

La publicación hace referencia a que, en la cultura mesoamericana, el volcán Masaya representa la idea del infierno como un símbolo geográfico. La revista señala al cráter del coloso como la “Boca del Infierno”, nombre que fue denominado por los españoles.

Te interesa: 14 impresionantes fotos de la exploración en el volcán Masaya

Según National Geographic, el mito de la “Boca del Infierno” se alimenta de la creación maya, que narra la historia de los héroes gemelos que vencieron a los dioses malvados del inframundo y liberaron a los dioses menores que lograron salir a la superficie para empezar a vivir por encima de nuestro mundo.

En agosto del año pasado el explorador Thomas O’Brien, quien acompañó a Sam Cossman en una expedición de tres semanas en el volcán Masaya, dijo: “Este lugar es verdaderamente la boca del infierno”, al referirse al cráter del volcán.

La llegada a Nicaragua de Sam Cossman, explorador y cineasta estadounidense, tenía como objetivo explorar las entrañas del Volcán Masaya.

La proyección internacional que tomó el Volcán Masaya con la visita de Cossman se convirtió en un verdadero detonante del turismo en el famoso cráter, el cual ha sido considerado como una de las puertas al infierno.

En la actualidad, es común ver largas filas a la entrada del Volcán Masaya, ya que las personas de Nicaragua, Centroamérica, Estados Unidos y Europa llegan al lugar para tomarse fotografías que como fondo tienen la lava. Esa sería la “Boca del infierno”.