•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“No tengo nada que esconder y por eso estoy aquí”, habría dicho Alexander Alfonso  Morales, de  26 años,  al presentarse en la Estación Dos de Policía, por ser el principal sospechoso del crimen perpetrado la mañana del viernes contra Óscar Miguel Torres Largaespada, de 30 años.

Lucas Morales, padre del sospechoso, confirmó que su hijo se presentó voluntariamente a la Estación Dos de Policía la noche del viernes, donde quedó detenido y luego trasladado a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ).

Móvil del crimen

Los celos que supuestamente sentía Alexander Alfonso Morales por su expareja, Ana Ligia Vanegas, sería el móvil del crimen perpetrado la mañana del viernes contra Óscar Miguel Torres Largaespada, de 30 años, según las investigaciones hecha por la Policía.

“Hemos buscado otros posibles móviles  en torno al crimen y no hemos encontrado nada diferente a que no sean los celos que el sospechoso sentía por su expareja”, reiteró el informante.

La fuente aclaró que los dos impactos de bala que cegaron la vida de Óscar Torres  fueron hechos de frente y a corta distancia  y no por la espalda.

Lea además: Los homicidios que registró Nicaragua entre enero y octubre pasado

Un proyectil  le penetró en el brazo derecho y el otro en la clavícula izquierda con salida en el omoplato del mismo lado, precisó el informante.

Plan de seguridad

En algunos barrios y principales avenidas se constató la presencia de oficiales del orden en horas de la mañana, sin embargo, algunos pobladores señalan que se deben resguardar las paradas durante todo el día.

Te interesa: Hombres, las principales víctimas de las muertes violentas en Nicaragua

Martha García, quien esperaba la ruta 102 en la parada de la Universidad Centroamericana (UCA), observó afluencia policial en algunos puntos de la capital, pero mientras esperaba el bus en ese lugar no había ningún oficial. “Creo que la Policía está tomando cartas en el asunto por el tema de inseguridad, pero hoy (ayer) he visto a muy pocos en las calles”, aseguró.

García reconoció que el plan anunciado el pasado viernes por las autoridades será una solución ante el aumento de la delincuencia, que en las dos últimas semanas cobró la vida de dos oficiales y un delincuente en un tiroteo en el barrio San Luis y un segundo caso la muerte de un motorizado.