•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos representantes de talleres estiman que de las atenciones que se brindan en sus respectivos negocios, el 50% es por choques, el 20% revisión general, el 15% sistema eléctrico y el 10% por rectificación y reparación de motor, y, solo el 5% por balanceo de llantas.

El taller de Enderezado y Pintura del Grupo Deshón & Cía, repara cada mes unos 280 vehículos, el 70% corresponde a choques leves o moderados, mientras que un 30% es por grandes daños, aseguró ayer Dalberth Guerrero, gerente de Posventa. 

En su mayoría son autos pequeños los que más se atienden, señala Guerrero en entrevista con El Nuevo Diario. “Nosotros siempre estamos saturados. Siempre mantenemos el taller a plena capacidad. Por eso lo que hacemos para quedar bien con todos los clientes es trabajar bajo el sistema de citas. Es decir que le decimos al cliente qué día traer el vehículo para su reparación”, dice. 

Te interesa: Pocas condenas por accidentes

El tiempo que dan para que una persona pueda retirar su auto después de reparado, según Guerrero, puede andar entre 1 y 3 semanas. “Hay veces que puede ser un poquito más, porque quizás nos hace falta alguna pieza y la mandamos a pedir fuera del país”, explica. 

CHOQUES, ¿UN BENEFICIO? 

El gerente de Posventa de Deshón & Cía, Dalberth Guerrero, asegura que “a la semana pueden venir como 70  vehículos. El 70% son por choques de leves a moderados, y el 30% son choques graves. Es decir, que se afecta el radiador, la carrocería, el condensador y hay daño en el motor”.

Por su parte, Hugo Castaño Cruz, dueño de Auto Taller Castaño, señala que este año ha sido beneficioso para su negocio. “Creo que en comparación con la misma fecha del año pasado, he recibido un 20% más de vehículos chocados. Supongo que se debe a la cantidad de accidentes que está reportando la Policía”, comenta. 

“Normalmente aquí lo que trato de hacer es darle prioridad a los vehículos que vienen menos golpeados, sacarlos si es posible en tres días. Luego pongo a los demás trabajadores a enderezar y pintar los que tienen más daño, para entregarlos en dos o tres semanas”, detalla.

PÉRDIDA TOTAL 

Eduardo Salvo, directivo de Flexi Autos Talleres, explicó que en su negocio si da abasto para atender a los más de 400 vehículos que llegan hasta su negocio mensualmente, en su mayoría para ser reparados por daños en accidentes de tránsito. 

También: Miles de autos deben pasar inspección

“Con la cantidad de bahías (espacios techados) que tenemos hemos dado abasto. Creo que en comparación con el año pasado ha aumentado un poco la cantidad de atención a carros chocados, pero es poco lo que varía”, explica Salvo, sin dar más detalles. 

El directivo sostiene que “lo normal que atendemos aquí son choques leves (60%), moderados (20%) y fuertes (20%). Los choques fuertes atendidos son pocos porque normalmente las aseguradoras dan por pérdida total cuando hay demasiado daño, piensan que son irreparables”. 

Salvo asegura que en su taller cuentan con las condiciones para no estar saturados en la atención y reparación de los vehículos. “Tenemos las 60 bahías. Tenemos horno de pintura. Tenemos todo el equipamiento necesario para brindar un rápido y buen servicio. Por lo tanto, si nos vienen 20 en un día contamos con los recursos para recibirlo”, expresó. 

¿SOBREDEMANDA?

Susana López, de 38 años, logró comprar un vehículo hace unos dos años. Un día que se dirigía hacia su trabajo sintió que algo pasaba con el motor de su vehículo. 

“Cuando llegué al trabajo llamé a la casa comercial y me citaron a las 11:00. Llegué y me hicieron esperar hasta la 1:30 p.m. Le pregunté a la muchacha de recepción, y me dijo que andaban almorzando y que me atenderían hasta las 3:00 p.m. Yo creo que deberían de ser más serios y decir si realmente no tienen espacio para reparar un vehículo”, cuenta aún molesta, Susana López. 

Lea: Mueren cuatro personas en distintos accidentes motociclísticos

En Flexi Autos Talleres, según Eduardo Salvo la entrega de un vehículo a su dueño depende del modelo. “Si un modelo se vende a nivel nacional y los repuestos están acá, pues no hay problema. Te lo entrego rápido. Pero si es uno chino, entonces se complica un poco más en conseguir los repuestos”, indica. 

Explica que también depende de lo que va autorizar la aseguradora, “porque si ellos dicen cambio de pieza, eso es más rápido que te digan que vas a enderezar, eso necesita más de tiempo”. 

Mujer y niño, las más recientes víctimas en las vías

Leoncio Vanegas y Katherin Chavarría 

LUTO • Un escolar de 10 años murió aplastado por un camión maderero cuando se dirigía con otro niño de 6 años a su escuela, en bicicleta.

La tragedia que arrancó lágrimas a familiares y vecinos del menor, en la comarca Campo Hermoso, ocurrió a las 7:15 de la mañana de este martes, mientras decenas de escolares se desplazaban por la vía principal adoquinada entre Ocotal y Jalapa, a pie o en bicicleta. 

Oscar Reyes, jefe de la delegación policial en Nueva Segovia, señaló que el conductor del camión, César Altamirano de 49 años, no guardó la distancia con la bicicleta donde se transportaban dos escolares y adelantó en línea amarilla continúa. 

El otro niño en la bicicleta recibió golpes y escoriaciones y fue trasladado al hospital Pastor Jiménez de la ciudad de Jalapa, a 18 kilómetros del lugar del accidente. 

Reyes comentó que el trayecto donde ocurrió el siniestro, está debidamente señalizado con línea amarilla continua que divide los dos carriles, recién repintada por el Fondo de Mantenimiento Vial, existen también 3 reductores de velocidad, dos de los cuales están frente a la escuela, además, hay un rótulo con la figura de dos niños tomados de la mano, en fondo amarillo.

ACCIDENTE EN CAPONERA

María  Cristina López, de 33 años, originaria de Nandaime, falleció la mañana del martes en la carreta Granada-Nandaime en el kilómetro 54, cuando viajaba como pasajera en una caponera, la cual fue impactada en la parte trasera por una camioneta con placa de la ciudad de Managua.

Según sus familiares, se dirigía al hospital Amistad Japón para visitar a uno de sus familiares que encuentra hospitalizado, pero no pudo llegar a su destino, ya que murió instantáneamente.

Estos dos casos se suman a los 87 muertes que hasta ayer reportaba la Dirección de Seguridad de Tránsito de la Policía Nacional en lo que va de 2017, a un promedio mayor de dos por día.