•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pese a que las asociaciones de taxistas han dicho que modernizarán las unidades de transporte, al parecer cada cual lo hará de manera independiente y no en alianza tal como externaron un par de semanas atrás.

El más reciente planteamiento sobre la modernización de los taxis fue dado a conocer esta semana por Nahin Hernández, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte y Servicios Múltiples (Fenacootrasem), quien señaló que esta organización pretende desarrollar un proyecto piloto en el cual los usuarios podrán abordar un taxi seguro, con aire acondicionado y conducido por una persona respetuosa, plenamente identificada.

“El proyecto es bien ambicioso y tenemos que trabajar con el Irtramma, porque son ellos quienes regulan el servicio, queremos introducir unidades diferenciadas, al menos diez cada mes con seguridad ciudadana y monitoreado”, expresó Hernández.

Agregó que dicho pilotaje involucraría inicialmente a 50 unidades en la capital, pero que gradualmente se iría ampliando, hasta alcanzar 1,000 vehículos en diciembre.

Al ser consultado sobre la puesta en marcha de esta iniciativa, Vidal Almendárez, presidente de la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxis (Fenicootaxi), señaló que desconocía la existencia de ese proyecto por tratarse de una iniciativa ajena a su organización.

Lea: Sector privado no descarta llegada de Uber

"Ese es planteamiento de otra organización, nosotros como federación ya hemos venido realizando ese tipo de esfuerzos", dijo Almendárez. De acuerdo con el directivo gremial, anualmente Fenicootaxi introduce entre 150 y 180 vehículos con fondos propios para sustituir la flota de taxis de sus 3,038 agremiados a nivel nacional. "Esa ha sido nuestra práctica los últimos 14 años, y no solo desde que se anunció lo de esta empresa Uber”, declaró Almendárez.

Desde que a finales de enero se hiciera pública que representantes de la empresa estadounidense Uber exploraba la posibilidad de inicar operaciones en Nicaragua, directivos del sector selectivo han realizado varias promesas para que esto no ocurra, inclusive en una reunión sostenida con Orlando Núñez, asesor en temas sociales del goberrnante Frente Sandinista, el gremio acordó modernizar sus carros, siempre y cuando Uber no ingrese al país.

Editorial: Vetar a Uber es taparse los ojos ante el futuro