Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

El Ministerio de Salud, Minsa, está comprando cinco veces más caros los medicamentos, asegura el diputado Gustavo Porras, presidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, quien aceptó la propuesta de la Procuraduría de Derechos Humanos de solicitar al plenario una reforma a la Ley de Contrataciones del Estado, que impide al Minsa la compra directa de medicinas y materiales de reposición.

Indicó que el Minsa, al estar obligado por la Ley de Contrataciones del Estado a comprar a los representantes de las transnacionales en el país, los medicamentos y materiales de reposición se adquieren al precio CIF o el precio puesto en Nicaragua.

Según Porras, sobre ese precio se agrega el 6 por ciento del costo por gastos de internación, además el 30% es el beneficio para las distribuidoras y del 30 al 35 por ciento es para las farmacias. Sólo eso incrementa en casi un 80 por ciento el costo del medicamento. Por otra parte, comentó que luego se plantea un precio de referencia ya establecido, y los intermediarios sostienen ese costo aunque el producto les haya costado más barato. Eso significa enormes ganancias.

“Lo que eso refleja es una disminución de la cantidad de medicamentos que se podrían comprar. Ese sistema, entre privados --aunque no se justifica-- existe libertad de comercio, pero eso debe cambiar en la aplicación al medicamento comprado para el servicio público”, dijo.

La excusa la dio el procurador Cabezas

El diputado señaló que la propuesta fue presentada por Omar Cabezas, Procurador de Derechos Humanos, lo cual apoya para que el gobierno pueda reducir procedimientos y comprar de forma directa a los proveedores internacionales. Para él esto significará reducción de costos y mayor cantidad de dinero, para obtener más medicamentos que abastecerán a los hospitales y centros de salud.

Recordó que en 1987, para la compra de medicamentos se destinaban 47 millones de dólares. En la actualidad la propuesta de reforma al Presupuesto General de la República contempla poco más de 25 millones, que considera insuficientes para las necesidades de la población. Así mismo, aseguró que el Presupuesto no puede reducirse más, aunque el Banco Central haya solicitado otra disminución en él. Por eso se tiene que lograr más con la cantidad que se tiene en estos momentos.

Sólo para compra de medicamentos

Tanto Porras como el procurador Cabezas aseguraron que la reforma estaría como una excepción sólo para la compra de medicamentos, y negaron que la reforma abordará de manera general a todas las instituciones estatales. De realizarse la reforma, ésta incluirá una reglamentación para la transparencia del proceso de compra.

Al preguntarle al diputado sobre por qué hacer una reforma a la Ley, cuando se podía utilizar el sistema de solicitud a la Dirección de Contrataciones del Estado para compra directa, contestó que el problema radica en que la ley establece comprar sólo a los proveedores establecidos en el país, lo cual los lleva nuevamente a adquirir los productos a precios altos.