Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Corresponsal Costa Rica

El 65 por ciento de la mano de obra que se emplea en la construcción es de origen nicaragüense, reiteró un estudio realizado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Ministerio del Trabajo de Costa Rica, y el proyecto Codesarrollo de la Agencia de Cooperación Española.

Aunque recientemente el periódico La Nación destacó que este sector ha perdido unas 16 mil plazas a raíz de la crisis internacional, el director regional de la OIM, José Pires, es optimista, y señaló que esa mano de obra será absorbida por “otros proyectos de infraestructura”, que el gobierno tico deberá ejecutar en sus planes de desarrollo.

Necesitan de nicaragüenses

“La crisis ha impactado negativamente, pero la demanda de obreros nicas se mantendrá porque el país sigue creciendo y necesitará de ellos. Es cierto que en Guanacaste se redujo la oferta, pero en otras zonas el gobierno deberá seguir ampliando la infraestructura”, sostuvo.

Indicó que la realidad es que no hay suficiente mano de obra y que el país enfrentará problemas porque los migrantes nicaragüenses están buscando otros destinos como El Salvador, Belice, y más recientemente, Panamá.

Por su parte, el ministro del Trabajo, Francisco Morales, destacó la importancia de la presencia de los pinoleros. “Si no fuera por la mano de obra nicaragüense la economía tica no saldría avante. Ellos son muy importantes, y no sólo en la construcción, sino en otros ejes fundamentales para el país”, acotó.

Agregó que en período “picos”, se puede decir que hasta 450 mil nicaragüenses se encuentran laborando en el país, sobre todo cuando están las cosechas.

Ambos funcionarios coincidieron que, ante esta realidad, se hace necesario regular y ordenar la migración, porque “una migración bien administrada genera desarrollo tanto para el país receptor como el país de origen de las personas”.

En ese sentido, subrayaron que a través del proyecto Codesarrollo se ha venido avanzado en políticas binacionales para que los migrantes tengan mejores condiciones y que estos puedan de igual formar aportar al Estado costarricense.

Sociedad tica debe reconocer aportes

La presentación del estudio la realizó Johnny Ruiz, Director de Migración Laboral, quien en sus conclusiones expresó que el manejo de la migración se debe reorientar para obtener mejores beneficios de ambos países. Asimismo, que la sociedad tica debe reconocer y aceptar el aporte que obtiene de esta migración.

Agregó que el estudio es un instrumento para ser usado en la elaboración de acciones y políticas que permitan hacer una mejor administración de la migración laboral.

Uno de los principales hallazgos, y que causan sorpresa, es que más de 50 por ciento de los peones pinoleros no gozan de protección social en la Caja de Seguro, lo que los deja en una enorme vulnerabilidad de sus derechos.

Señala que el 73 por ciento de los trabajadores de la construcción en Guanacaste no gozan de Seguro Social, lo que equivale para los patrones una evasión de alrededor de 3 mil 300 millones de colones (nos 5.8 millones de dólares).

El estudio supone que para este 2009 se necesitarán 79 mil 269 peones en la construcción, de ellos 47,464 en Guanacaste y 31,812 en el Pacífico Central, lo que significaría un incremento de 15,064 nuevos empleos en relación con 2008.