Nery García
  •  |
  •  |
  • END

Las autoridades de la estatal Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), informaron que las fallas en las redes de transmisión de energía que ocurrieron este lunes y que dejaron sin servicio a 601 mil 813 clientes, de los 695 mil que Unión Fenosa registra en su base de datos, fueron provocadas por quemas en los alrededores del municipio de Ciudad Sandino.

A través de una nota, Enatrel precisa que se trató de “quemas irresponsables en el sector cercano a Ciudad Sandino y a Los Brasiles en un área aproximada de 10 manzanas de terreno”. Eso fue lo que originó las fallas continuas en la línea de Interconexión Centroamericana con Costa Rica, que transporta la energía producida en el Occidente del país, y que corresponde al 60 por ciento de la demanda nacional.

Por esa razón se provocó interrupciones en el servicio eléctrico en el Pacífico, Oriente y Centro-Norte de Nicaragua, y sólo en el Occidente del país había fluido eléctrico.

Según la empresa, el “punto más sensible” del Sistema Interconectado Nacional (SIN) ha sido la línea de Interconexión Centroamérica, en el sector comprendido entre Los Brasiles y Masaya, por lo que cualquier falla que ocurra en ese tramo provoca apagones totales o parciales en el país, y transferencias limitadas de energía a nivel centroamericano.

Actualmente el gobierno de Nicaragua realiza una inversión de 80 millones de dólares para mejorar la red en el Sistema Nacional de Transmisión (SNT), para la construcción de otras tres líneas que reforzarán la de Interconexión Centroamericana, y se estima que entren en operación a finales del próximo año. Esto con el propósito de evitar grandes apagones como los ocurridos este lunes, según se lee en la nota de prensa de Enatrel.