•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde hace ocho años Juan Carlos Sánchez, un médico originario de Nindirí, radica junto con su esposa en Bluefields, Región Autónoma del Caribe Sur. Un mes atrás decidieron emprender un viaje considerado extremo por muchos: se desplazaron hasta Managua por tierra. 

Una noche antes del viaje hicieron maletas y compraron todas las chiverías posibles para soportar el camino. A las 8:00 a.m. subieron a su Honda Fit y llevaron consigo al perro. Dicen que hasta rezaron para que no lloviera. 

“En vehículo con doble tracción o en moto son las mejores opciones para movilizarse y conocer cómo va encaminada la nueva carretera; el año antepasado viajamos en moto hasta Managua y el camino estaba complicado. Esa vez salimos desde tempranas horas de Bluefields y llegamos a Managua en la noche, el tiempo fue casi igual que hacer el viaje por panga y en bus”, agregó Juan Carlos. 

El tramo entre Bluefields y San Francisco está avanzado, sin embargo en una zona donde había llovido, el vehículo se quedó varado. Tras empujones lograron salir y continuaron el viaje.  Los buses de Bluefields a Nueva Guinea están comenzando a circular.

A inicios de enero se construyeron los primeros tres kilómetros de concreto hidráulico, de los 72 kilómetros que mide esta vía, que está dividida en dos tramos. El primero, que va de Bluefields al poblado de San Francisco tiene una longitud de 26.5 km y, el segundo, de  San Francisco a Naciones Unidas, con 46.10 kilómetros de longitud, se espera que esté  terminado en 2018.  

También: El BID concede a Nicaragua 65 millones de dólares para infraestructura vial

Japón donó 10 millones para la construcción, paralelamente Nicaragua adquirió un préstamo con el BID de 44 millones de dólares para construir el primer tramo de 46.1 kilómetros y otro con el Banco Mundial. 

A veces la lluvia provoca que las obras se suspendan, cuentan los obreros. Las autoridades estiman que la carretera se realizará durante tres veranos. 

Buseros se animan

El pasado lunes 30 de enero un bus de Transportes Wendelyn hizo el primer viaje de prueba vía terrestre de Bluefields a Managua. Fueron 20 personas las que viajaron con la alegría de llegar a la capital evadiendo el tedioso viaje en panga. 

“Estamos esperando que terminen el camino, aunque yo no he ido a conocer cómo va la construcción, uno de mis compañeros me dijo que va adelantada y que el camino no está tan difícil. Si terminan rápido, los precios de la comida, mejor dicho, todo va a bajar, donde nosotros vivimos la vida es cara”, relató Francisco Chow, conductor de Transporte Wendelyn.

En una banca de la terminal de buses de la Costa Caribe en Managua, con su almohada, maletas y boleto en mano espera su autobús Dayana Hansack. “Tengo que viajar en bus por 5 horas hasta llegar a El Rama, de ahí subo a la panga que dilata dos horas en llegar a Bluefields, yo espero que terminen cuanto antes la carretera para así no hacerlo en panga, tal vez así bajan los precios de la comida”, confió Hansack. 

Te puede interesar: Reclaman ruta comunitaria en Siuna