•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El comisionado general Francisco Díaz informó ayer que por cada 100,000 habitantes en Nicaragua hay 10 muertos en accidentes de tránsito. Esa cifra supera la de fallecidos por homicidios, que en el país es de 7 por cada 100,000, de acuerdo con cifras oficiales de la Policía Nacional.

Desde el mes de  enero hasta el 8 de febrero han perecido 96 personas en las vías, cinco más que en el año anterior  durante el mismo período. En 2016 se registró una cifra histórica de 789 muertes por accidentes a nivel nacional. La orden gubernamental es de mejorar la seguridad vial, por lo que la Policía redoblará esfuerzos en las campañas viales.

De los 96 muertos, 17 conducían motocicleta, reveló el comisionado general Roberto González Kraudy, jefe de la Dirección de Seguridad de Tránsito Nacional.

“El 30% de esas personas fallecidas conducían bajo los efectos del alcohol”, agregó, tras informar que trabajan en el consolidado de las licencias suspendidas por diferentes violaciones a la Ley de Tránsito.

Los esfuerzos que ha desarrollado la Policía han sido con conductores del transporte selectivo y colectivo, a los cuales se les ha reforzado los conocimientos sobre la Ley de Tránsito y las penas que impone por infringirla.

“Hasta ahora hemos capacitado a  6,000 conductores entre taxistas  y transporte colectivo, pero la meta es capacitar a unos 50,000 conductores este año”, dijo González Kraudy. 

Accidentes siguen

La lista por muertes en las vías continúa. Ayer dos personas perecieron en Managua: un peatón y un motociclista.

Luis López Chávez, de 37 años, es el peatón que pereció arrollado la madrugada del jueves en los semáforos del barrio Hugo Chávez, en carretera Norte.

El vehículo involucrado en este accidente era conducido por Mario Fernández Mendoza, de 59 años, quien se había dado a la fuga, pero fue arrestado por la Policía en la pista hacia el mercado Mayoreo y enfrentará juicio por homicidio imprudente.

Lea: Más tragedias en las vías: mueren tres en un solo día

Luego a eso de las 6:40 a.m., de Enel Central tres cuadras al sur pereció el motociclista Humberto José Pavón Estrada, de 33 años, originario de Rivas, quien viajaba en su motocicleta con dirección de sur a norte, al momento que supuestamente le invadió carril el conductor de una Toyota Hilux color negro, placa M 189-998, conducida por Francisco Antonio Vargas.

“Yo esperé a ver si el motociclista iba a cruzar o no, él (Pavón) viajaba muy rápido. Yo iba a traer a mi jefe a Veracruz”, dijo Vargas, quien labora como conductor para la empresa Alba Generación.

“La víctima (Pavón) presenta múltiples fracturas en las extremidades superiores e inferiores, así como fractura frontal. Unos médicos que pasaban al momento del accidente lo asistieron, pero cuando vinimos nosotros, ya no tenía signos vitales”, dijo el bombero Oswaldo Calero.

Pavón trabajaba en una empresa de transporte, habitaba en Managua y deja a cinco hijos en la orfandad.