•   Carazo  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los diriambinos celebran este viernes a San Caralampio, catalogado como el segundo patrón de la ciudad, con un alegre tope de santos en el lugar conocido como el rancho San Sebastián.

La fiesta arrancó con el encuentre entre San Caralampio y San Sebastián cerca de la Basílica de Diriamba. Luego se sumó San Antonio. 

San Caralampio era un sacerdote que predicaba el evangelio en el año del emperador Saurio en los años de 194 - 211 en la ciudad de Efeso (actual Turquía), misma época donde sufrió su martirio.

El sacerdote falleció a los 113 años, torturado y humillado, acusado de provocar rebelión del pueblo contra el imperio.

Estas festividades han sido rescatadas poco a poco en los últimos años, al punto que ahora existe un mayordomo y una patrona, al igual que en las fiestas celebradas en el mes de enero en honor a San Sebastián.

El recorrido y el tope estuvieron acompañados por chicheros.

A las ocho de la noche serán los famosos juegos de pólvora ofrecidos por la feligresía católica devota del santo.