•   León  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Unos 30 conductores de taxis piratas, que conforman la cooperativa “René Núñez Téllez”, en León, decidieron este viernes parquear sus unidades y se plantaron frente al despacho del alcalde Róger Gurdián Vigil, demandando autorización para ofrecer el servicio, así como la liberación de seis de sus socios y sus respectivas unidades, que se encuentran retenidas por las autoridades policiales.

Los protestantes refieren que en la ciudad hay tres cooperativas de taxis que no tienen concesión para circular como tales, (Cooperativa 4 de Mayo, Cooperativa Independiente y Cooperativa René Núñez Téllez), pero que solo la que ellos conforman está siendo reprimida por las autoridades municipales y policiales.

Ervin Ocón, miembro de la Cooperativa René Núñez Téllez señaló, que la detención de las unidades de taxi y de sus conductores es arbitraria. “Hemos ido cumpliendo con todos los requisitos para trabajar sin ningún problema, somos ex cadetes que demandamos una concesión de taxi porque la moratoria que había de 10 años ya se venció y para todos es conocido que León es una ciudad que ha crecido y se necesita una mayor flota del servicio de taxi”, dijo.

En tanto, Juan Humberto López, otro de los taxistas inconformes de la Cooperativa René Núñez Téllez, comentó que están dispuestos a permanecer en el plantón hasta que entreguen a las unidades retenidas y que las autoridades brinden una respuesta a su demanda.

“Estamos dispuesto a iniciar una huelga de hambre, tenemos necesidad de trabajar y demandamos ser escuchados porque hay una demanda insatisfecha en el servicio selectivo”, expresó Francisco Somarriba, otro de los taxistas de dicha agrupación de transportistas.

Sin respuesta

Gladys Zeledón, directora de la Oficina de Transporte de la Alcaldía, se rehusó a brindar declaraciones al respecto.

En tanto, el capitán Marvin Ruiz, jefe del Distrito de Gobernación de la Policía en León, se limitó a decir que trabajan en un plan operativo en contra de los triciclos y conductores que infrinjan las leyes de tránsito.