•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Chontales y Rivas han lanzado campañas para sensibilizar sobre la gravedad de los incendios forestales y agropecuarios.

“La mejor herramienta para apagar un fuego es la conciencia, quemar la tierra con control o sin control no es bueno y no es bueno que sigamos siendo amigos de los fósforos, utilizando la tierra para quemar”, recomendó Bayardo Ríos, de la comarca Concepción de Comalapa (Chontales) y quien desde 2009 pertenece al Comité de Prevención Contra los Incendios Forestales en su comunidad.  

Durante el lanzamiento oficial de apertura de campaña realizado esta semana, Ríos agregó que es mejor evitar los incendios que ir a apagarlos. 

“Para este plan hay un esfuerzo similar, mayor en el sentido del control de los incendios, pero no es precisamente ir a apagar el incendio, sino ir con ustedes casa a casa, ir con los brigadistas, líderes de las comunidades a hablar con los dueños de bosques, con los dueños de fincas, de tal manera que esto se pueda reducir tanto en eventos como en efectos”, manifestó el coronel Rogelio Enrique Flores Ortiz, jefe de la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, quien aseguró que los incendios forestales y agropecuarios se han venido reduciendo.    

En lo que va del año contabilizan 4 hectáreas quemadas en la comarca San Nicolás de Comalapa.       

En Rivas el plan impulsado por  el Instituto Nacional Forestal (Inafor)  contará con la participación de brigadas contra incendios forestales de las diez alcaldías del departamento, otra del Cuarto Comando Militar  del Ejército y grupos comunitarios, que se han sumado a la lucha por resguardar los  recursos naturales.

Félix Ramón López, delegado regional de Inafor en Rivas, precisó que el plan inicia con 22 brigadas compuestas por más de 230 personas que “estarán prestas a sofocar cualquier incendió que se presente en el corredor seco de los municipios de Belén, Tola, Rivas y San Juan del Sur que son las zonas más vulnerables ante incendios forestales”, dijo.