•   Caraz  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Más de cinco familias del barrio Milagro de Dios, en la comunidad de La Boquita, en Diriamba, quedaron sin el techo de sus viviendas, producto los fuertes vientos registrados en la zona.

Elba María Madrigal, de 76 años de edad, es una de las más afectadas, pues el viento arrancó por completo el techo de su casa, misma que está construida solo de madera y zinc.

"Aquí yo vivo solita, los vecinos me ayudaron a amarrar con mecate el techo; yo no tengo ayuda de nadie, vendo collares de conchas y caracoles que recojo en la costa, la verdad estos vientos ya me tienen preocupada y no duermo tranquila pensando en que los mecates se van a soltar y el techo se me lo lleva el viento", dijo muy angustiada.

El desprendimiento del techo de estas viviendas se registró este viernes, pero los fuertes vientos han continuado y las familias sienten temor de que sus viviendas se terminen de destruir, ya que la mayoría están construidas de madera, plástico y zinc.

"Pedimos ayuda ya que todo el zinc que el viento despegó de nuestras viviendas ya no quedó igual, tiene hoyos porque es de mala calidad, pues uno busca la manera de acomodarse, el viento nos da de frente en este lugar, pero damos gracias a Dios porque no hubo víctimas que lamentar", expresó Ana Julia Ramírez, otra afectada.

Indicó que representantes de la Alcaldía de Diriamba llegaron al lugar, pero hasta el momento no han recibido ninguna ayuda, por lo que empezaron a poner sus techos con piedras encima.