•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los pobladores al barrio San Carlos, al oeste del casco urbano de Masaya, se encuentran insatisfechos con el cambio de la terminal de la ruta San Carlos-Mercado.

Dulce María Sevilla, usuaria de este transporte urbano, comentó: “A mí no me parece, porque esta medida debía ser pareja, ya que solo han dejado la ruta Nindirí y la de Santa Teresa y la verdad no es justo”.

Mauricio Castellón, otro usuario, comentó que si esta medida trata de ordenar un poco la terminal, pues hubiesen sacado todas las rutas urbanas y no solo una.

“Para las amas de casa era más cómodo abordar las unidades con sus respectivas compras, ahora deberán caminar hasta la parada de buses de la Villa, porque fue en esa calle que ubicaron la terminal de ruta San Carlos”, dijo el poblador.

Acuerdos con alcaldía

Se conoció que tanto los transportistas de la ruta San Carlos como el director de transporte de la Alcaldía de Masaya firmaron los siguientes acuerdos: la hora oficial de los relojes del chequeador, de los concesionarios y personal de la dirección de transporte intramunicipal será de la radio Nicaragua, las unidades tendrán un horario de espera de 8 minutos; se confirma la hora de salida y llegada establecida para cada unidad, el cual se anexa a este acuerdo, asimismo su itinerario y paradas correspondientes en la ruta.

Además se acordó que si la unidad no llega en el tiempo establecido del horario, el chequeador procederá a detener el servicio de la unidad y esperar su siguiente turno, los conductores deberán presentar a los inspectores las hojas de despacho de ruta cada vez que ellos lo requieran.

También se autorizan cinco minutos de gracia, sin ser reportado por el chequeador como incumplimiento al horario establecido. Los siguientes minutos se pagarán 10 córdobas el minuto de retraso por día a la cooperativa afectada, las unidades emergentes ingresarán a la terminal bajo la autorización al chequeador, además los emergentes de ambas cooperativas cubrirán cualquier vehículo oficial de la ruta, se prohíbe montar a pasajeros fuera de las paradas autorizadas y sus puertas deberán permanecer cerradas hasta la próxima parada.