•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los primeros 34.5 kilómetros de la carretera costanera podrían estar finalizados en mayo próximo, informó ayer el ministro de Transporte e Infraestructura, Pablo Fernando Martínez.

Según el funcionario, la ejecución de esta primera fase se inició el pasado 2 de febrero y para desarrollarla se han presupuestado C$150 millones, provenientes de fondos del Tesoro.

El ministro Martínez precisó, además, que en este primer tramo se estarán edificando los puentes El Pochote y El Naranjo, para los cuales se ha presupuestado C$32.1 y C$51.6 millones, respectivamente, además otros C$62.2 millones se invertirán en el movimiento de tierra.

De igual forma, indicó que actualmente se desarrollan estudios de factibilidad para definir el tipo de material del que estará hecho el tramo vial.

“Eso se va a definir, si es de asfalto o concreto”, dijo Martínez al ser consultado.  Y a  renglón seguido agregó que el tipo de pavimento podría variar en determinados tramos de la vía, en dependencia de lo que señalen los estudios de factibilidad de la obra.

CINCO AÑOS DE TRABAJO

Martínez señaló que para completar la totalidad de la obra, que se extenderá a lo largo de 141 kilómetros, desde el departamento de Rivas, en la frontera sur con Costa Rica, hasta el municipio de San Rafael del Sur, se requerirá de al menos cinco años de trabajo. En este sentido, Martínez acotó que una vez concluida esta primera fase de construcción, se iniciaría a gestionar financiamiento proveniente de organismos multilaterales para completar la construcción de la carretera costanera.

MITIGAR IMPACTO

Por otro lado, el funcionario agregó que dado que en la zona donde se ha planificado la construcción es  de suma importancia para la biodiversidad, los estudios de factibilidad y diseño tomarán muy en cuenta el  componente medioambiental.

“Ahí tenés como cinco reservas, La Flor, Chacocente, que es donde salen a desovar las tortugas, cuando vas hacia el sur notás como los monos se cruzan los  árboles, entonces no podés ir desbaratando los árboles, tampoco derramándolos, esto conlleva a hacer unos estudios bien profundos”, externó Martínez, quien aprovechó para recordar que cuando se realizaron estudios de factibilidad previa en 2006, se concluyó que la construcción de un kilómetro de carretera costaba un millón de dólares y había movimientos de tierra de hasta 12 millones de metros cúbicos durante el proceso, por lo que el impacto ambiental que podría generar una obra de esta envergadura no se puede tomar a la  ligera.

“Por eso se está volviendo a realizar el estudio, para ver si no tenemos esos cortes grandes de tierra y que eso llevaba a cortar y a buscar donde colocarlo y al mismo tiempo a preservar la flora y la fauna, eso es caro, pero vamos a ver cómo se hace”, externó Martínez.

CARRETERA TURÍSTICA

El anuncio de la construcción de esta obra vial de 141 kilómetros, que pretende unir las playas del Pacífico nicaragüense, fue dado a conocer por el Gobierno a finales de enero pasado.

La costanera, según el Gobierno, iniciaría en la zona fronteriza de El Naranjo y recorrerá las playas de El Ostional, playa El Coco, La Flor, Marsella, Majagual, Las Maderas, El Gigante, Guacalito, Las Salinas, Tipilapa, Huehuete, Casares, La Boquita y Masachapa, ubicadas en Carazo y San Rafael del Sur.

En este sentido, el funcionario  mencionó que esta vía será una de tipo turístico, por lo que deberá tener las condiciones adecuadas para que por ella transite el transporte internacional de pasajeros. “Posiblemente dos carriles, sus  andenes y ciclovías, hemos estado  implementando con algunos organismos financieros  buscar un carril para la motos y bajar el índice de accidentes de este tipo de transporte”, dijo Martínez.

INVERSIÓN PRIVADA

Por otro lado, un par de semanas atrás el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, compartió que once personas integran la representación del sector privado en la Comisión Nacional de Turismo, los cuales entre otras cosas buscarán atraer inversiones y promover la industria turística del país. “Un resultado concreto es impulsar la carretera costanera, los 34 kilómetros iniciales serán para tener una carretera todo tiempo que permita que si estoy en Rancho Santana y quiero ir a San Juan del Sur hoy, eso me toma una hora y cuarto, y con esta carretera ese mismo trayecto lo haremos en 15 minutos... eso nos permitirá ir atrayendo más inversión hacia esa zona especial como la hemos denominado en la Agenda Cosep 2020”, dijo Aguerri en esa oportunidad.

(Colaboración de Manuel Bejarano).