•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos semanas atrás un nigeriano fue acusado de trasegar cocaína entre unos cuentos. Ayer en los juzgados de Managua, una mujer fue acusada de recibir droga en repuestos de un tractor.

Francela  Kingsman  Collins, de 36 años, fue acusada por transporte internacional de estupefacientes después de ser capturada recibiendo una encomienda con repuestos para tractor donde se  trasegaban  497.7 gramos de cocaína.

En la acusación radicada en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital, se asegura que ella es parte de una red de narcotraficantes cuyo cabecilla es el nigeriano a Benedict Ocono.

El juez Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Henry Morales, emitió una orden de captura a petición del Ministerio Público contra Ocono.

Un año operando

En la acusación se asegura que  Benedict Ocono, quien radica en Costa Rica, tiene como fachada un negocio de envío de encomiendas  que utilizaba para el envío de la droga oculta en mercancías.

El grupo narco también estaba enviando droga en piezas de artesanías, cafeteras, juguetes, crayolas y repuestos para vehículos, preferiblemente de forma cilíndrica, refiere la acusación fiscal.

Una vez puesta la droga en Nicaragua, la mandaban a través de empresas de envío de mensajería  a Estados Unidos, China, Tailandia, Pakistán, Hong Kong y Australia, se indica en el escrito acusatorio.

A este mismo grupo pertenece el nigeriano Sandy Lawrence Nwankwo, quien está en prisión por tratar de enviar droga en libros a Estados Unidos y la India utilizando para ellos los servicios de Correos de Nicaragua.

Por los hechos antes referidos el juez Henry Morales remitió a juicio para el próximo 31 de marzo, mientras tanto la acusada permanecerá en prisión preventiva.