•  |
  •  |
  • AFP

El gigante barco de la marina de guerra estadounidense, USNS Comfort, zarpará a finales de este mes en el país norteamericano para llevar ayuda médica y humanitaria durante cuatro meses a varias naciones, entre ellas Nicaragua, El Salvador y Panamá en Centroamérica, Haití, República Dominicana y Antigua en el Caribe, y Colombia. Con un personal médico militar y cívico de más de 650 personas y una capacidad dentro del barco de 250 camas para atender pacientes, USNS Comfort hará su primera parada en Haití, informó su capitán, Robert Lineberry.

Esta es la segunda misión de este buque, uno de los dos enormes barcos hospital que posee la marina de guerra estadounidense, hacia Latinoamérica, pero la cuarta que se realiza bajo este programa, con el que además de prestar ayuda médica se busca entrenar a personal local en los países que se visitan. En el barco, que cuenta con dos helicópteros, unidades de cuidados intensivos, salas de cirugía, e incluso servicios veterinarios, viajarán también médicos militares de Francia, Chile, España, Canadá y Holanda, así como decenas de voluntarios de ONG.

El Comfort atracará dos semanas en cada destino, donde se unirán a las labores médicos locales. A Haití debe llegar el 9 de abril. Ante la pregunta de si existe una competencia por ganar influencia en la región latinoamericana entre Estados Unidos y Rusia, luego de que este último país hiciera maniobras navales militares con Venezuela en diciembre, Lineberry expresó: "No lo veo de esa manera". "Esta es nuestra cuarta misión desde 2007, (...) hay un compromiso con nuestros socios en América Central y del Sur y el Caribe, estamos continuando con la promesa de estar ahí", afirmó, al señalar que de los temas políticos les toca encargarse a sus superiores.