• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En Nicaragua, en los últimos diez años han sido remediados aproximadamente 50,000 metros cúbicos de tierra contaminadas con hidrocarburos, haciendo uso de un método amigable con el medioambiente. Efraín López, gerente general de la Empresa Enviromental Protection & Control (EPC), especializada en la temática, explica que a este método se le conoce como biorremediación. Esto consiste en el uso de microorganismos que se alimentan de los hidrocarburos presentes en el suelo contaminado.“En esta planta de tratamiento se cultivan microorganismos, que son los que se encargan de hacer el trabajo de tratamiento. A estos microorganismo hay que saberlos manejar mediante una técnica adecuada, porque son seres vivos que se mueren si hay mucha acidez, si hay mucha humedad, si hay mucho sol, es decir, debe haber un balance correcto de todos estos elementos para que ellos puedan desarrollarse y hacer su trabajo”, explica López. La empresa, que opera en el país desde el 2006, actualmente posee una planta de tratamiento de seis manzanas en las cercanías de San Benito, jurisdicción de Tipitapa.

ESTUDIOS PREVIOS

Antes de iniciar el proceso de remediación del suelo, los especialistas de EPC realizan una serie de estudios geológicos y se toma una muestra del terreno para determinar el grado de contaminación que posee el suelo, para ello se apoyan en una perforadora ambiental.

“Esta máquina lo que hace es ir perforando lo estratos geológicos para obtener muestras inalteradas del terreno, las cuales se envían a un laboratorio en Estados Unidos, lo que nos permite conocer las concentraciones del contaminante de interés que estamos tratando, también nos sirve para conocer la estratigrafía de cada sitio en el que se trabaja”, menciona María Elena López, directora operativa de la planta de tratamiento de EPC. De esta manera, agrega la directora operativa, se determina el tiempo que demorará en ser remediado dicho terreno afectado, el cual podría durar desde un mes hasta seis meses de tratamiento, en dependencia de qué tan complejo sea la contaminación del terreno.