• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Un total de 30 convictos que cometieron delitos contra mujeres y adolescentes son "reeducados" en Nicaragua, con el objetivo de que cambien su comportamiento una vez que recuperen su libertad, informó ayer el Poder Judicial.

Los reos, todos recluidos en el Sistema Penitenciario de Bluefields, cabecera de la Región Autónoma Caribe Sur (RACS), reciben clases de control de ira e impulsividad y comunicación asertiva, informó el órgano en un comunicado.

"La reeducación es necesaria para que el hombre pueda reconocer su violencia, que deje de ver a la mujer como un objeto, una propiedad y pase a verla como una compañera", dijo la presidenta del Tribunal de Apelaciones Circunscripción Caribe Sur, Teresa de Jesús Peña.

Los convictos seleccionados para el curso, además de que ejercieron violencia física, psicológica o sexual en contra de sus víctimas, tienen antecedentes de comportamientos impulsivos, según las autoridades.

Las clases de "reeducación" de reos tendrán tres meses de duración, a partir de este febrero, y estarán a cargo de especialistas del Ministerio de Salud, la Policía Nacional y el Sistema Penitenciario Nacional, refirió el Poder Judicial.

Un total de tres mujeres perdieron la vida a causa de la violencia machista entre el 1 y el 30 de enero en Nicaragua, según organizaciones feministas, mientras que otras siete escaparon de ser asesinadas por hombres.

Al menos 49 mujeres fueron víctimas de feminicidio en 2016, cuatro menos que el año anterior, indican las estadísticas de las organizaciones feministas de Nicaragua.