•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el año 2000, se publicaron documentos del servicio de inteligencia mexicano que contienen las historias de quienes se exiliaron del país durante el primer gobierno de Anastasio Somoza García.

Además se describe la relación que tuvieron con otros exiliados centroamericanos y cómo todos contribuyeron a impulsar los movimientos a favor de acabar con las dictaduras en Centroamérica.

La doctora en historia moderna y contemporánea, Laura  Moreno relata las anécdotas registradas en estos expedientes en “Exilio nicaragüense: 1937-1947”, una obra que rescata los elementos históricos de ambos países y destaca la importancia de reconocer el pasado y su impacto en la sociedad actual.

Según Moreno , autora del libro, este no está dirigido a especialistas, sino a la sociedad en general y en especial a los jóvenes. “Yo creo que la construcción de lo que son las instituciones educativas actualmente es precisamente de este pasado por el cual se luchó y  que ahora tiene un gobierno más democrático que está impulsando el reconocimiento de su propio pasado. Esta obra lo que quiere es contribuir, para que se busque o que se encuentre esta identificación  con sus raíces”, señala.

Te interesa: Sandino, el héroe que cambió su nombre y la historia de Nicaragua

En la presentación del libro en Managua, el embajador mexicano, Miguel Díaz Reynoso, indicó que: “La relación de México y Nicaragua tiene un claro origen consustancial a la presencia de Sandino en México, ahí aprendimos a conocernos, ahí aprendimos a entendernos. De ahí venimos, de Frida Kahlo repartiendo volantes apoyando a Sandino”.

El libro

El tema central de la historia son los nicaragüenses, pero también relata la correlación de fuerzas que tuvieron estos con los demás centroamericanos que llegaron a México.Para la creación de esta obra, se consultaron también documentos históricos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Moreno también investigó en los archivos de ambas sedes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua UNAN-Managua.

“De ahí venimos, de esa relación que nace de los exilios. El exilio nutre, alimenta, salva  vidas como lo sabemos y ahora lo veremos en el texto; pero también enriquece culturalmente”, afirmó el embajador mexicano.

“Los lazos que nos unen”

La escritora argumenta que “la importancia del libro reside en recordar la historia que tienen en común tanto México, no solo con Nicaragua, también con Centroamérica. El exilio es un tema particular de estos lazos que nos unen como países”.

Además: El último mambo de Somoza

La obra fue presentada el miércoles en la embajada de México, en donde estuvieron presentes el doctor Francisco Mejía, representante de la UNAM, la rectora de la UNAN-Managua, Ramona Rodríguez y el decano de la facultad de humanidades y ciencias jurídicas de esta universidad, el doctor Luis Lobato.

Mejía destacó que la universidad mexicana proveerá ejemplares de esta obra a la embajada de México en el país para que esté abierto a las consultas de los ciudadanos nicaragüenses. 

Además, el doctor Lobato, expresó que en septiembre se realizará en la capital un simposio en torno a esta temática.

Lea: El Somocismo fundacional (1933-1956)