•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes pidió evitar los accidentes de tránsito, que han costado la vida a más de 100 personas, y recordó que un cuñado suyo murió en un choque, aunque no precisó en cuál año.

“Yo les comentaba (a feligreses) cómo una persona me decía sobre lo que piensa un niño cuando su papá, por la imprudencia de un conductor que va borracho, lo mata (al padre). Y es la experiencia de mi sobrino”, dijo hoy Brenes.

El religioso recordó que su sobrino no pudo conocer a su propio padre porque murió en un accidente vial.

“Un conductor borracho chocó contra la camioneta en la que venían mi cuñado y mi hermana, que apenas tenía cuatro meses de embarazo. Él (niño) no conoció a su papá, lo ha ido conociendo por fotos, vídeos, pero son situaciones que marcan la vida”, añadió Brenes.

El cardenal nicaragüense se refirió al tema durante una marcha por la vida que se desarrollo este domingo en Managua, en la cual la iglesia Católico se pronunció contra el aborto, los homicidios, asesinatos y accidentes de tránsito.

“Es triste aquella mamá que mira que a un hijo de 20, o 21 años, prácticamente un conductor ebrio por la irresponsabilidad le quita la vida a otro”, agregó Brenes.

En Nicaragua, este año los accidentes de tránsito cobran más vidas (se supera el centenar) que los homicidios (61), de acuerdo con cifras de la Policía Nacional.

Por su parte, la Policía de Tránsito prepara un plan para mejorar en la prevención de accidentes, y al mismo tiempo despliega a sus agentes por las principales vías para controlar el estado en el que van los conductores y vehículos.