•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Valiéndose de unos audífonos y un pequeño micrófono Jorge Isaac Vargas pronuncia un nombre, el cual es repetido por la laptop ubicada a su extremo derecho, enseguida la máquina realiza una búsqueda y digita un número con el cual conectará una llamada telefónica. El proceso dura menos de medio minuto y tiene como propósito permitir a las personas con discapacidad visual hacer uso de un teléfono para comunicarse.

“El celular tendrá un reconocimiento de voz para crear, guardar, editar, eliminar y llamar a un contacto, el aparato funcionará sin acceso a internet, trabaja con un diccionario previamente digitado con más de 1,200 nombres ”, dijo Vargas.

Vargas, quien junto a sus compañeros actualmente cursan cuarto año de ingeniería en sistemas, explica que la iniciativa para desarrollar el proyecto surgió debido a que uno de sus familiares presenta una deficiencia visual y que lo comenzaron a desarrollar desde finales del año 2016.

La propuesta lleva por nombre Speak line y fue uno de los más de 60 proyectos que este lunes fueron expuestos en la décima edición de la Feria  Tecno UNI 2017, organizada por la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).“Las temáticas que se exponen son construcción, tecnologías de información, biotecnología, procesamiento de alimentos”, externó Leonel Plazaola, vicerrector de investigación de la UNI. De acuerdo con la autoridad, la particularidad del evento radicó en el hecho de que esta vez la feria se desarrolló al hacerse la apertura del año académico.“Quisimos darle la bienvenida a los estudiantes que continúan y especialmente a los que inician (su carrera), no solo con profesores esperándoles en las aulas, sino también dándose una idea clara que ser un profesional, ser un estudiante es encontrar soluciones a problemas que les rodean”, sostuvo Plazaola. Eliezer Méndez era otro de los jóvenes que expuso su proyecto durante la feria. Su propuesta consiste en un sistema de bombeo eólico de bajo costo, que permitiría, entre otros aspectos, a los pequeños agricultores extraer agua que esté a una profundidad de hasta 20 metros para su posterior almacenamiento en tanques elevados.La propuesta presentada por Méndez resultó galardonada con el segundo lugar del Premio Nacional de Innovación del año 2016, el cual le dotó de US2,500 como capital semilla para desarrollar el proyecto, el cual actualmente ejecutan en una finca de Villa El Carmen.De acuerdo a cifras oficiales, este año ingresaron a la UNI 1,400 nuevos estudiantes y en esta casa de estudios hay más de 13,000 estudiantes activos.