• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Aunque en años recientes las ventas de Nicaragua hacia destinos como el mercado asiático y el europeo han experimentado crecimiento sostenido, los exportadores nacionales todavía tienen la posibilidad de continuar aprovechando a estos socios comerciales. Precisamente para brindar un panorama más amplio sobre estos destinos los embajadores de la Unión Europea Kenny Bell, Rolando Jer-ming Chuang de Taiwán, Yasushi Ando de Japón y Seok Hwa Hong de Corea del Sur, participaron ayer en un encuentro con exportadores nicaragüenses organizado por el grupo financiero Lafise.

Mercancías elaboradas a mano, alimentos en los que no se emplean químicos, frutas, lácteos y objetos de índole cultural son algunos de los productos con un gran potencial en estos mercados.

Durante su ponencia, el embajador taiwanés Rolando Jer-ming Chuang destacó el hecho que desde que Nicaragua y Taiwán suscribieron el acuerdo de libre comercio en 2006 las ventas de productos nicaragüenses hacia ese destino pasaron de US$10 millones a US$82.5 millones en 2016.

“En 2016 Taiwán compró a Nicaragua carne de res por casi 20 millones de dólares, muchos taiwaneses no saben que están comiendo carne proveniente de Nicaragua, pero sí han descubierto que la carne tiene un mejor sabor”, dijo Jer-ming Chuang. De acuerdo al diplomático, otros productos de gran demanda en el mercado taiwanés son los camarones, langostas, caña de azúcar y café, sin embargo, productos como queso aún no se comercializan en ese país. El embajador japonés Yasushi Ando destacó que en el mercado nipón hay mucho potencial para los productos agrícolas nicaragüenses. En tanto el representante de Corea del Sur, Seok Hwa Hong, precisó que una vez se oficialice la firma del Tratado de Libre Comercio entre esa nación y Centroamérica los productos nicaragüenses gozarán de un 95% de liberalización de aranceles, actualmente Nicaragua vende a Corea desechos de cobre, café, telas y desperdicios de pilas, pero con el Tratado productos agrícolas se potenciarían más.

El embajador europeo, Kenny Bell, mencionó que aunque en ese mercado existen varias regulaciones, productos como frutas procesadas y productos que vienen del campo con alguna mística étnica podrían continuar potenciando la calidad de los productos nicaragüenses en Europa.