•  |
  •  |
  • Edición Impresa

A diario la Cruz Roja recibe a nivel nacional unas 1,500 llamadas hostigosas. Llaman para molestar, para enamorar al oficial de turno, para decir obscenidades y en algunos casos, niños y niñas llaman para jugar. 

Aunque diariamente se producen menos llamadas falsas —10 en promedio—, estas provocan gastos a la institución. Según Arsenio López, operador de radio de esta institución, las llamadas falsas ocasionan gastos de combustible que van en dependencia de las distancias recorridas. 

“Provoca también el deterioro de los vehículos, agotamiento y  ponemos en riesgo la vida del personal por una emergencia falsa”, precisó. En las filiales incurren en mayores gastos debido a que las distancias son más largas. 

“Es importante hacer conciencia a la población sobre esto. Ha ocurrido casos en los que nuestro personal ha salido lesionado cuando se traslada hacia la emergencia, sufriendo accidentes en los que nuestras unidades han quedado inutilizables o en muy mal estado y nuestro personal con lesiones irreversibles”, dijo López. 

¿Dónde se da más?  Archivo/END

El mayor porcentaje de llamadas falsas se da en Managua. “Nos dan información sobre grandes accidentes de tránsito ocurridos en la cuesta El Plomo, Villa El Carmen y los Cedros, hay personas que dan información falsa y esto nos lleva a movilizar hasta más de tres unidades”, dice el funcionario.

López agrega que no se puede saber si una llamada es falsa hasta que llegan al lugar, pese a eso sí tienen un registro con los números que realizan llamadas hostigosas y algunas falsas.  Cuenta el socorrista esteliano Gustavo Olivas que en una ocasión viajó 36 kilómetros buscando una emergencia que nunca ocurrió. “Dijeron que un bus se había volcado”, recuerda. 

Te interesa: Acusan a pareja por hacer más de mil llamadas falsas

“Es estresante porque uno va visualizando las formas de cómo atender de la mejor manera a los afectados, uno como cruzrojista se hace un mapa mental sobre las estrategias a implementar”, expresó Olivas.

De las 900 llamadas de emergencia recibidas en 2016 en la filial de León, unas 100 fueron falsas.

Carla García, directora de la Cruz Roja en León, coincide en que esta situación representa “pérdidas significativas para la institución en combustible, depreciación de las ambulancias y el trabajo de nuestro personal”.

“Por lo general son niños que llaman a la institución pidiendo un servicio de emergencia, nuestras ambulancias han tenido que ir a comunidades o municipios vecinos y cuando llegan al lugar se dan cuentan que eran llamadas falsas”, señaló García. Según Edgard Hernández, vocero de la Cruz Roja en León, la institución invirtió el año anterior C$177,000 solo en salida de ambulancias. El departamento cuenta con ambulancias en León, La Paz Centro y Nagarote.

Deyanira Morales, directora de Cruz Roja en Granada, agregó que aunque reciben pocas llamadas falsas mensualmente, “son las mismas personas que juegan con la vida del ser humano”. “Todos los días trabajamos en diferentes servicios, en solo un día son 14 a 15 casos los que atendemos, incluso hasta más, sea un traslado al hospital por embarazo, hipertensión, un accidente de tránsito, un ahogado, entre otros casos que suceden repentinamente y que necesitan ser atendidos de inmediato”, detalló Morales.

Movilizaron a todos

Las llamadas falsas en la Cruz Roja filial Juigalpa, se han disminuido considerablemente desde el mes de noviembre de 2016, cuando las autoridades pusieron cartas en el asunto, informó el director en esta ciudad, Enrique José Obregón.       

También: Cruz Roja abre servicio de reunificación familiar en Nicaragua

“Las llamadas falsas se han regulado entre una a dos al mes, se han moderado a raíz que en el mes de noviembre de 2016, hubo una llamada falsa que movilizó a todas las autoridades donde decían que un bus se había dado vuelta y era falso”, manifestó Obregón.

Nuestras ambulancias han tenido que ir a comunidades o municipios vecinos y cuando llegan al lugar, se dan cuentan que eran llamadas falsas”. Carla García, Cruz Roja filial León

Obregón precisó que el año pasado brindaron un total de 1,778 servicios de emergencias y en lo que va de 2017 han prestado 217 servicios.  

“Cuesta entre 10 y12 córdobas el kilometraje en combustible, depreciación del vehículo, rodamiento, rodaje y tiempo. Se puede llegar a un caos por las llamadas emergentes falsas, en ese sofoque la ambulancia puede tener un incidente”, comentó el director de Cruz  Roja filial Juigalpa. 

Chontales cuenta con cuatro ambulancias, dos en Juigalpa y dos en Santo Tomás. Desde el primer municipio cubren La Libertad, Cuapa, Comalapa y desde Santo Tomás atienden Acoyapa, San Pedro de Lóvago, y Villa Sandino. 

Lea: Ambulancias de la Cruz Roja no dan abasto

Según Lesther González, director de Cruz Roja filial Jinotepe, en enero de este año atendieron 35 llamadas de emergencias, 12 solicitudes de traslados de emergencias y tres llamadas falsas. “Las llamadas falsas generaron un gasto aproximado de 1.50 galones de combustibles que equivalen a 44 kilómetros recorridos”, detalló González. En la filial de Carazo recibieron una llamada falsa en febrero. “Desgraciadamente no hemos podido rastrear ningún número telefónico y no existe ninguna persona acusada por este tipo de anomalías aquí en Carazo”, dijo el funcionario.  Ninguna de las instituciones de socorro del departamento de Chinandega ha llevado hasta la Policía o los juzgados a los responsables de las falsas llamadas. “Cuando llegamos, observamos las risas de los chavalos o del grupo de jóvenes”, relató René Valverde, de la Cruz Roja de Chinandega.

Igual le ocurre a los bomberos. El comandante Ronald Palma, de la Asociación Civil de Bomberos, cuantifica en 547 las atenciones de emergencia, lamentando que 54 de ellas fueron llamadas falsas.

Más: Capacitan en atención a personas accidentadas