•  |
  •  |
  • END

Representantes del Comité Comunal Barrial, CCB, de Villa Reconciliación Norte, fueron desalojados de la casa comunal por miembros de los Consejos del Poder Ciudadano, CPC, que se tomaron el local a la fuerza.

La noche del viernes 27 de febrero miembros de la CCB que laboran en el barrio Villa Reconciliación Norte, fueron sorprendidos por un grupo de personas afines al gobierno, que los desalojaron de forma violenta del lugar que ellos administraban desde hace dos años, realizando trabajos sociales para la comunidad.

“Llegaron con morteros, palos, piedras, armas blancas y nos sacaron de la casa comunal”, expresó Bismarck Rodríguez, miembro del CCB, que denunció a los activistas de los CPC de “oportunistas y alacranes”.

Rodríguez cuenta que los CPC llegaron al lugar sin motivo alguno, acusándolos de malversar los fondos de la casa comunal, y les orientaron salir amenazándolos con sacarlos a la fuerza.

“Nos dijeron: ‘sálganse o los sacamos’”, comentó Rodríguez, quien acusa a Enrique Aráuz de dirigir al grupo de CPC conformado por 150 personas que llevaron a cabo el desalojo. “Nosotros apenas estábamos 20 y por temor nos salimos” agregó.

El representante del CCB aseguró que seguirán trabajando en la comunidad, pese a lo ocurrido.

Señaló, además, que en el local quedaron materiales de construcción como zinc, perlines, puertas y otros, que se estaban utilizando en la construcción de una biblioteca y otros proyectos que quedaron pendientes.

Asimismo, denunciaron que 15 mil dólares destinados por los cooperantes para un comedor infantil y un puesto médico, que hasta entonces funcionaban en coordinación con el CCB en la casa comunal, no serán entregados, debido a lo ocurrido.

“Lamentamos lo que pasó, ya que los fondos eran para beneficiar a la comunidad”, expresó Yudelis Aburto, coordinadora del programa por la Fundación Popol Na, quien trabaja en conjunto con el CCB y aseguró que seguirán apoyando al comité.

Los fondos provienen de la comunidad de Madrid, quienes harán un replanteamiento sobre el hecho, mientras los proyectos quedarán imposibilitados por condiciones anómalas.