• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Vilma Trujillo, quien murió producto de las quemaduras tras ser lanzada en una hoguera en El Cortezal, comunidad de Rosita, fue agredida a garrotazos por la esposa del pastor Juan Gregorio Rocha antes de ser quemada, revelaron ayer familiares de Trujillo durante la audiencia inicial realizada en Managua. “La niña que la cuidaba (a Vilma Trujillo) sabe y dice todas las groserías que le hacía la pastora. Con un garrote le decía: 'fuera demonios, salgan los demonios', le hacía groserías, pero la pastora no está detenida”, aseguró Damaris García López, tía de Trujillo.

Según los familiares, la esposa del pastor está directamente implicada, pero huyó después que se registraron los hechos. Ayer antes que se realizara la audiencia inicial celebrada en Managua, abogaron a favor de Esneyda Orozco, una de las cinco personas acusadas por el asesinato de Vilma Trujillo.

“Esneyda no tiene culpa, el culpable es el pastor y los que la amarraron e impulsaron al fuego. Como familia pido que nunca los saquen, tienen que pagar. Que saquen solo a Esneyda porque ella no es culpable, ella fue manipulada por el pastor que dio la orden de quemar a Vilma, además tiene niños ¿y cómo van a estar los niños solos?”, agregó Damaris García López, tía de Vilma.

Lea: Familia de Vilma Trujillo intercede por mujer acusada de su asesinato

Por su parte, Ángela García, otra de las tías, expresó: “¿Cómo van a creer que echan (presa) a Eneyda porque dicen que ella dijo la profecía y no pueden echar presa a la pastora? Yo entiendo que la revelación lo que decía era de encender el fuego de la oración, un fuego de oración por el Espíritu Santo, pero no un fuego de leña”, cuestionó Ángela.

“La pastora está libre y no podía ser así, en este caso no, la pastora tenía que estar aquí porque ella la golpeaba (a Vilma), pero la Policía de Rosita la sacó”, agregó.

Los familiares aseguran que en los seis días que mantuvieron encerrada a Vilma Trujillo, una niña se encontraba con ella vigilándola.

“La amarraban en el monte y hacían oraciones. La chavalita platica que (Vilma) se soltó y agarró un machete de la pastoral y quería trozar las luces de la iglesia, pero cuando la vieron corrieron y le quitaron el machete y la amarraron, y luego fue que ya dijeron que la iban a quemar. La chavala llegó a decir que la habían quemado”, sostuvo Damaris García López.

Marvin García, tío de Vilma, también se presentó en los juzgados de Managua. Mientras que Catalino Trujillo, padre de la víctima, negó que su hija estuviese poseída, como alegó el pastor. “Es mentira, no tenía problemas, ninguno, solo que se enfermó. Era evangélica y no tenía ningún problema”, afirmó.

Prisión preventiva

El pastor y cuatro de sus feligreses están siendo procesados por secuestro simple y asesinato.

El hecho ocurrió el pasado 21 de febrero en la comunidad El Cortezal, municipio de Rosita.

Los abogados defensores ayer solicitaron ante el juez que se trasladara a los procesados de las celdas de Auxilio Judicial al sistema penitenciario.

Juan Romero Rocha, Franklin Jarquín y Pedro Romero Rocha serán trasladados a La Modelo, mientras que Esneyda Orozco y Tomasa Romero Rocha estarán detenidas en La Esperanza, todos a esperas del juicio oral y público, cuya fecha no se precisó ayer.

El juez décimo del tribunal de Managua, Carlos Solís, dictaminó también que el juicio se efectuará en Managua debido a que, según la acusación, el resultado (la muerte de la víctima) aconteció en la capital.

“Además, el Ministerio Público nos ha expresado que los actos investigativos y el ejercicio de la acción penal fueron desarrollados por la sede del Ministerio Público de esta ciudad de Managua y en coordinación con la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, que también se encuentra ubicada en este departamento”, agregó el juez en la audiencia inicial.

También: Acusados de quemar a Vilma Trujillo pasan al Sistema Penitenciario