•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ejército de Nicaragua continuará trabajando para garantizar la seguridad en el campo en la microrregión de Ayapal, municipio de San José de Bocay, donde recientemente fue aniquilado Saúl Palacio Navarrete, miembro del grupo delincuencial dirigido por Santiago Palacio, padre del fallecido, indicó Marvin Paniagua, jefe del VI Comando Militar del Ejército de Nicaragua.

Agregó que reforzarán la zona de Ayapal y la reserva de Bosawas con el objetivo de garantizar la tranquilidad de los productores y neutralizar el narcotráfico.

Paniagua informó que trabajaran más con los diferentes sectores de la VI región, donde la población siente que el Ejército es un amigo más y que trabaja para garantizar la seguridad en el sector rural.

Al referirse a los hechos registrados el siete de mazo en Ayapal, dijo que la patrulla respondió al fuego debido a que Saúl Palacio salió disparando y logró herir a cuatro personas cuando trataban de capturarlo.

CERCA DE PRODUCTORES

El jefe del VI comando del ejército, dijo que además de fortalecer los planes de seguridad en el campo en coordinación con la Policía Nacional y mantener la lucha contra el narcotráfico, se reunirán con los productores del municipio de Río Blanco para frenar el abigeato, conocer sus problemáticas y trabajar en ese sentido. Lo mismo hará con los productores ganaderos de los municipios de Matagalpa y Jinotega, señaló .

“Queremos mantener una coordinación con los productores ganaderos y conocer cuál es la problemática que tienen y así trabajar en esa dirección, pero además con los productores de café y otros rubros de la zona, con el objetivo de fortalecer la seguridad en el campo y contrarrestar la actividad delincuencial”, señaló el jefe militar.

El coronel Paniagua asumió recientemente el mando del VI comando militar al relevar al coronel Alcides Garmendia, quien pasó a retiro y era jefe de la Octava Regio militar compuesta por los municipios del Triángulo Minero y los municipios de Prinzapolka y Mulukukú, donde los productores resaltaron el trabajo realizado.