•  |
  •  |
  • END

Los directivos de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) parecen desconocer la magnitud del desabastecimiento de agua potable que padece la capital, pues aseguran que en diversos barrios hay servicio las 24 horas del día, y de esos mismos puntos salen las evidencias de sed de parte de los pobladores, quienes hasta ahora desconocen si es que hay un racionamiento oficial, la causa del mismo y cuándo acabará.

En su sitio web oficial (www.enacal.com .ni), la empresa muestra un mapa donde garantiza que todos los barrios mencionados en la edición de ayer tienen servicio las 24 horas del día, sin embargo, los pobladores de Los Robles, Batahola Norte y Batahola Sur demostraron lo contrario. Incluso, la empresa señala que en la Colonia 14 de Septiembre hay agua durante ocho horas al día, pero sólo llega la mitad de ese tiempo.

El mapa está a disposición del público en el sitio web mencionado, y aparece como “Horarios de servicio y cantidad de horas. Ciudad de Managua”. Este documento sirve a todos los funcionarios de Enacal para explicar dónde hay agua y durante cuánto tiempo. Incluso, lo utiliza el Departamento de Comunicación y la misma presidenta de la Aguadora, Ruth Herrera, para exponer la situación que “ahora” se le presenta.

¿Geografía del deterioro?

No obstante, el documento muestra que fue la realidad de Managua en febrero de 2008, y podría servir de referente para calcular el nivel de deterioro de la calidad del servicio en el último año. Es una exposición geográfica donde Enacal reconoce que centenares de barrios están sin agua entre siete y hasta 21 horas al día, por distintas razones.

Llama especial atención, sin embargo, que más de un centenar de barrios supuestamente tienen agua las 24 horas del día, entre ellos los mencionados y otros que está monitoreando EL NUEVO DIARIO en horas de la madrugada y la mañana.

Se supone que la Colonia Primero de Mayo debería tener agua durante diez horas al día, pues así lo refleja Enacal en dicho documento, pero doña Julia Acevedo hasta reaccionó molesta cuando se le preguntó si eso se cumple. “Que vengan a ver a mi casa para que se convenzan”, recomendó.

Más evidencias

Es una humilde señora que vive con siete adultos y una pequeña, y lamenta que sólo tenga servicio durante cuatro horas cada madrugada. “Aquí hacemos un rol para levantarnos en la madrugada y agarrar agua, tal día le toca al uno y tal día al otro. Pero los chavalos dicen que ya no quieren desvelarse y están topados de tanto sueño a diario”, expresó Acevedo.

En otro extremo de Managua, en Villa Progreso, donde debería haber agua las 24 horas, doña Margarita Tijerino se declara afortunada porque tiene el servicio al menos por 12 horas diarias. La joven madre, sin embargo, lamenta que ahora la factura de Enacal refleje un alza que oscila entre 20 y 50 córdobas en los últimos meses.

“¡Qué bonito que estamos aquí! Cada vez tenemos menos horas de agua y cada mes sube el recibo. Hasta creo que ya nos están cobrando las horas de aire que nos mandan por los tubos”, estimó la señora.

El barrio “Walter Ferreti” tampoco debería tener problemas de abastecimiento, según el mapa de Enacal, pero una señora demuestra todo lo contrario mientras baña a uno de sus hijos en el lavandero, en el patio de su vivienda ubicada en el centro de esta zona.

“No hay agua. Sólo sale aire”, dice, mientras abre y cierra el grifo. “Éste es el último balde y casi no alcanza a bañarse este chavalo”, apunta Karla López, al referirse a su niño de cinco años.

Dejar de pagar

Doña Mercedes Obando, vecina de Karla, asegura que desde hace ocho meses vive la incertidumbre de no saber la hora en que se va o llega el agua, ya que la empresa no establece ni horarios ni avisos de cortes, y hasta piensa dejar de pagar un servicio que no recibe. “Es que sería bueno que mejor cobren por cada hora de agua, así la gente pagaría lo justo”, señaló.

Otro sector privilegiado con 24 horas de agua, según el mapa de Enacal, es el barrio La Fuente, donde apenas hay servicio “dos horas al día”. Eso lo garantiza doña Lucila Mayorga. “Esto ha sido siempre. Solamente tenemos agua en la mañana”, afirma.

Jorge Eduardo Rooseess, de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC), recomendó revisar en detalle las facturas de Enacal, pero antes los clientes deben recordar desde cuándo están sin servicio y durante cuántas horas.

“Deben hacer un cálculo porque eso significa que las facturas de Enacal deberían bajar de monto, por tantas horas que nos tienen sin agua”, señaló, al revelar que él, personalmente, tiene dos reclamos introducidos en la empresa por esa razón.

“En el último año nosotros vemos qué políticas de desatención a los consumidores en Enacal”, agregó, “y nosotros esperamos que nos expliquen las causas del problema... para buscarle una solución. El problema es que Enacal todo lo ve como confrontación”.

Rooseess estimó que Enacal está obligada a decirle a todos los nicaragüenses “las causas del problema, saber cómo se puede solucionar y cuándo se va a solucionar”.