• Estelí, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Infructuosos resultaron los argumentos del abogado Edgard Aráuz Blandón para que su representado, Miguel Ángel Torres, acusado por el delito de lesiones imprudentes en accidente de tránsito, enfrentara el proceso en libertad.

La jueza segundo local penal, Claudia Castro, en la audiencia inicial desarrollada este viernes ratificó la prisión preventiva decretada en la vista preliminar y lo remitió al juicio oral y público.

La vista fue programada por la judicial Castro para el lunes 3 de abril a las once de la mañana. Mientras que la audiencia preparatoria para el juicio fue prevista para el viernes 31 de marzo a las diez de la mañana.

Según la acusación de la fiscal auxiliar Karen Rodríguez, que invoca una resolución emitida por peritos y especialistas en investigaciones en accidentes de tránsito, Miguel Ángel Torres, quien conducía un automóvil color verde placa M 104 930, al girar con dirección de oeste a este colisionó la ambulancia que era conducida por Róger Antonio Balladares, lo que provocó que se volcara.

Por ese hecho resultaron con lesiones el anestesiólogo Félix Antonio Prado Juárez, la enfermera Martha Acuña Córdoba y la paciente Janeth Aguirre Zeledón.

La hija de esta última, una bebita de cinco días de nacida, falleció porque debido al accidente se desconectó del tubo que le suministraba oxígeno. La pequeña iba dentro de una incubadora especial.

TESTIGOS

La representación fiscal ofreció más de 10 testigos, tres peritos e investigadores de accidentes de tránsito e igual número de conductores de vehículos que resultaron afectados en ese percance.

Por el deceso de la recién nacida no hubo acusación, porque de acuerdo con la Fiscalía murió porque se desentubó.

Los hechos sucedieron el 7 de marzo en horas de la tarde, exactamente en el kilómetro 144.