• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En Nicaragua hay al menos 238,161 personas que tienen depresión, lo que representa un 4.2 de la población, según el último informe sobre este mal presentado recientemente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra, Suiza.

El informe revela que la depresión es 1.5 veces más común entre las mujeres que entre los hombres. Además hay tres grupos de edad que son más propensos a padecerla: jóvenes, mujeres embarazadas y en estado de posparto –a un 15 por ciento se le diagnosticaría depresión en el futuro– y los ancianos, principalmente los jubilados.

Económicamente, por motivos como la baja productividad laboral, la apatía o la falta de energía, la depresión provoca pérdidas estimadas en más de 1 billón de dólares al año a nivel global, estima la OMS.

Lea: Identificadas 15 regiones del genoma humano asociadas a la depresión

En el continente americano hay 48.1 millones de personas con depresión y 322 millones a nivel mundial. A nivel regional, a Nicaragua no le fue tan mal en el informe de la OMS. Brasil es el país con mayor prevalencia de depresión, con 5.8 por ciento, seguido de Cuba, 5.5, y Paraguay, 5.2. Chile y Uruguay tienen el 5 por ciento; Perú, 4.8; mientras que Colombia, Argentina, Costa Rica y República Dominicana muestran un 4.7 por ciento.

Causas

La depresión es una enfermedad mental capaz de causar cuantiosos síntomas psicológicos y físicos. Su síntoma más conocido es una tristeza profunda y prolongada.

El psiquiatra Juan Pablo Cano, explica que la depresión “puede ser producto de pérdidas emocionales muy profundas, como la muerte de un ser querido o el rompimiento de una relación”. Otros factores, indica el especialista, pueden ser la pérdida de un trabajo, o la incapacidad de adaptarse a nuevos cambios.

Por eso, “para prevenirla, lo más recomendable es mantener una actitud positiva, hacer ejercicios, mantener la mente ocupada y expresar lo que se siente, ya sea con alguien cercano o acudir a un especialista, sugiere Cano.

Cada año la depresión es la causa de muerte de unas 788,000 personas, sobre todo por suicidio, indica la investigación. La OMS destaca que hay tratamientos y fármacos eficaces para combatirla —como los antidepresivos—, pero más de la mitad de los afectados en el mundo no tienen acceso a ellos o no los reciben.

También: Número de personas con depresión y ansiedad va en aumento

El psiquiatra Juan Pablo Cano considera que la mayoría no recibe tratamiento porque “casi todos los pacientes normalizan la enfermedad, creen que es parte de la vida”, concluye.