•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ocho artículos del nuevo Código Procesal Civil serán reformados antes de su entrada en vigencia el próximo 10 de abril, indicó ayer el diputado Jimmy Harold Blandón, miembro de la Comisión de Justicia y Asuntos Jurídicos de la Asamblea Nacional.

Blandón valoró “posible hacer la reforma al Código Procesal, porque de los ocho artículos en los que se plantean los cambios, solo tres de ellos contienen aspectos en los cuales podríamos detenernos un poco en la discusión de los mismos. Es probable que no nos tome mucho tiempo dictaminar la reforma”.

“Los artículos donde podría haber mayor reflexión son el 697, que habla sobre quienes van a ser los peritos  evaluadores (del precio de los bienes),  la nueva iniciativa propone que sean los que están inscritos en la Superintendencia de Bancos. En el artículo 703, ahora se propone que el juez pueda adjudicar al acreedor el bien, cuando este no se haya vendido en la subasta, lo adjudicaría  para mientras se realiza la venta. El artículo 713 establece cómo se debe regresar el pago del remanente,  en caso de que el valor del bien sea superior a lo que se adeuda”, explicó el legislador.

Se tiene previsto que esta semana la iniciativa de reforma sea remitida a la Comisión de Justicia y la próxima semana sería dictaminada, explicó  Blandón, quien es diputado por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC). La reforma podría ser aprobada por el plenario el 4 de abril. 

“Podría haber una discusión en cuanto a qué  precio vender los bienes ejecutados.  El Código actual dice que debe ser sobre el precio del mercado, pero en la nueva propuesta se establece que la venta se pueda hacer a precio de realización. Se manejan tres precios: el precio catastral, el precio de mercado y el precio de realización, que es un precio que puede ser de venta más rápida, circunstancialmente habría que ver qué es lo que le conviene tanto al deudor como al acreedor”, observó  Blandón. 

“Se ha  propuesto que se le permita al acreedor realizar la venta por sí mismo y una vez realizada la venta, se le entregue el remanente al deudor. Hay  rótulos de bienes raíces que tienen tres o cuatro años y no se venden las propiedades, y que una propiedad esté sin venderse no le favorece a la banca ni al deudor”, recalcó el legislador del PLC.  “La reforma debe buscar como dinamizar este aspecto,  para que una vez que no se pueda vender un bien en una subasta,  entonces estar claro de qué hacer. Vamos a buscar una posición que favorezca a las dos partes”, recalcó.

Por su parte, el diputado Wilfredo Navarro, segundo secretario de la junta directiva de la Asamblea Nacional y aliado del Frente Sandinista, sostuvo que  “vamos a aprobar la reforma porque le vamos a dar prioridad. Una vez que entre en la Comisión le vamos a poner todo el interés. Esta propuesta viene consensuada entre el Gobierno, la empresa privada y la Corte Suprema de Justicia”.

La reforma “cambia algunos mecanismos en cuanto al tema de la subasta, si el valor de la propiedad es superior a la deuda,  entonces el acreedor tendrá que reembolsar el remanente haciendo un procedimiento más expedito. Ahora la Superintendencia de Bancos debe estar pendiente de que los peritos evaluadores cumplan cabalmente su función”, añadió Navarro.