elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |

El viceministro de Asuntos Exteriores de Costa Rica, Edgar Ugalde, aseguró que el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la plena soberanía que defiende Nicaragua y los derechos de navegación a los que apela el país vecino del sur en el río San Juan permitirá "construir un futuro fraternal y pacífico" entre ambas naciones.

Durante sus alegaciones finales ante los jueces del máximo órgano judicial de las Naciones Unidas, el funcionario solicitó a la Corte que declare la "obligación" que tiene Nicaragua de permitir la navegación de los barcos costarricenses, incluyendo los buques públicos y aquellos con pasajeros o turistas, sin necesidad de pedir pasaportes o visados. Costa Rica recordó que "Nicaragua tiene la obligación de facilitar el tráfico fluido por el río San Juan", así como permitir la pesca, de subsistencia para algunos costarricenses. Solicitó además que los jueces dicten una compensación a favor de Costa Rica por los daños ocasionados y que ordenen a Nicaragua que ofrezca garantías para no volver a imponer restricciones de navegación sobre el río a los costarricenses.

Costa Rica interpuso una demanda contra Nicaragua ante la CIJ en 2005, después que las autoridades nicaragüenses prohibieran en 1998 a los policías costarricenses navegar armados por el río fronterizo, que es de soberanía nicaragüense, y luego de agotar tres años de conversaciones iniciadas en 2002. La CIJ celebra desde la semana pasada las audiencias orales para dirimir en el caso que enfrenta a Costa Rica y Nicaragua sobre los derechos de navegación en el río San Juan.

El tratado Cañas-Jerez firmado por los dos países en 1858 establece la soberanía de Nicaragua sobre el río, pero reconoce a Costa Rica "derechos perpetuos de navegación con objetos de comercio", lo cual ambos países interpretan de forma diferente. Mientras Nicaragua sostiene que su soberanía sobre el río le legitima a regular la navegación de Costa Rica sobre esas aguas, este último país reclama sus "derechos perpetuos de navegación", que considera extensibles a buques públicos, al sector del turismo y a barcos de la policía.

Ambos países difieren especialmente en el concepto "objetos de comercio" al que hace referencia el tratado de 1858. Nicaragua defiende que esa expresión solamente puede aplicarse en casos en los que los barcos costarricenses naveguen a bordo con "artículos" susceptibles de ser vendidos o comprados. En cambio, Costa Rica, basándose en el arbitraje de EEUU en el año 1888 aduce que "objetos de comercio" se refiere a "propósitos" o "fines" de comercio -"porpouses of comerce", en inglés- y entendido el comercio no sólo como compra-venta, sino también como tráfico o comunicación por el río.

La CIJ celebra desde la semana pasada las audiencias orales para dirimir en el caso que enfrenta a Costa Rica y Nicaragua sobre los derechos de navegación en el río San Juan. Éstas, finalizarán el próximo jueves con la presentación de las alegaciones finales por parte de Nicaragua. A partir de entonces, los jueces deliberarán sobre el caso antes de emitir un fallo, lo cual suele durar varios meses.

Consultado en www.aldia.cr