• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Rodrigo Pereira, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción (CNC) señaló que hay algunas empresas que están incumpliendo con las normativas vigentes para construir, pero evitó mencionar nombres o casos concretos.

Añadió que esas observaciones las han transmitido al Gobierno.

“La calidad tiene que ser a través de la formalidad, si esa formalidad no lo vemos, tanto los trabajadores como el empresariado y el gobierno podemos estar poniendo en riesgo la vida de muchas personas”, advirtió Pereira.

“Muchos tienen temor de hablar del tema, que es una realidad, porque se están construyendo obras sin el control adecuado en calidad”, mencionó Pereira.

El último registro de afiliados al Instituto de Seguridad Social (INSS) indica que hay 33,000 trabajadores de la construcción inscritos, de acuerdo con Pereira.

Pero agregó que en el sector existen más de 180,000 trabajadores.

“O sea que la mayoría de los trabajadores están trabajando en la informalidad y si hay una licitación pública o privada estas empresas que están ganando con unos precios, a mi juicio incluso hasta ruinosos, ponen en riesgo primero no pagarle con calidad al trabajador, y empiezan, para no perder, a hacer cosas que no son correctas, usando materiales más económicos o no normados, o con menos normativa de la que existe en el país”, alertó.

Pereira brindó estas declaraciones luego de participar en la inauguración del primer congreso internacional de ingeniería, el cual es organizado por la Asociación Nicaragüense de Arquitectos e Ingenieros (Ania) y la Universidad Americana (UAM).