• Carazo |
  • |
  • |
  • Edición Web

Habitantes del barrio Pedro Joaquín Chamorro, ubicado detrás del estadio de beisbol de la comunidad de Casares, jurisdicción del municipio de Diriamba, piden a las autoridades locales que eliminen el basurero que está junto al estero de la playa, pues temen un brote de epidemias.

En los últimos tres años el estero se ha convertido en el basurero de la localidad, ya que no existe un lugar determinado por las autoridades para que los pobladores depositen sus desechos.

"Aquí el camión de la basura pasa sólo una vez por semana, pero sólo por la calle principal o sea en la carretera, ellos no entran hasta aquí porque el lugar es inaccesible, el mal olor no se aguanta, hay personas que son groseras porque vienen a dejar basura, animales muertos y hasta pescados podridos", dijo la ciudadana Audilia Alemán Aguilar.

La pobladora también comentó que cuando el mar crece, unas 25 familias se ven seriamente afectadas porque el agua arrastra la basura hasta sus casas.

Marlin de los Ángeles Román dijo ser una de las más afectadas, pues su vivienda no cuenta con un muro perimetral que retenga los desperdicios.

"La verdad es que yo ya no aguanto esta situación, aquí la gente viene a tirar la basura tarde, mañana y noche, pero lo que más me preocupa es que algunas mujeres que venden pescado mandan a tirar termos llenos de desperdicios de pescado podrido, aquí abundan los zopilotes, los niños y ancianos son los que más sufren, me da miedo que se desate una epidemia por todas las moscas y mal olor que todos los días aguantamos", expuso Román.

Pese a que los habitantes perjudicados se han acercado a las autoridades para buscar una solución a esta problemática, aseguran que no han obtenido ninguna respuesta.

"Hace como cuatro años el alcalde Fernando Baltodano vino hasta este lugar y pudo darse cuenta de la seriedad del asunto, fue entonces que dijo que se buscaría la manera de construir un crematorio, para que allí se quemaran todos los desperdicios de pescado, porque más que la basura creo que el problema más serio es ese, pero es la fecha y nada, sufrimos más para este tiempo de verano, porque el sol es fuerte, las olas del mar son más fuertes también y el tufo no se aguanta", añadió Audilia Alemán Aguilar.

El Nuevo Diario buscó la versión de las autoridades de la ciudad de Diriamba, donde pudo consultar al secretario general de la Alcaldía, Carlos Eddy Sánchez.

"Estamos trabajando en eso, el día lunes habrá una limpieza en el estero y alrededores de la costa, previo a la Semana Santa, estaremos mandando tres veces por semana el camión de la basura, pero también en ese lugar se necesita el apoyo de la misma población, porque de nada sirve mandarlo a limpiar mil veces si la gente no se quita ese mal hábito, vamos a ver de qué manera solucionamos el problema de los desperdicios de pescados", indicó el funcionario.