•  |
  •  |
  • END

Los directivos del INAA y de Enacal evitaron ayer explicar las descomunales alzas por indexación que recetaron a los clientes de Matagalpa y Jinotega en los servicios de agua potable y alcantarillado, aunque en el sitio web oficial del ente regulador ya se confirma en resoluciones separadas, que el aumento efectivamente es de 42 por ciento en la “Perla del Septentrión” y otro 40 por ciento en la “Ciudad de las Brumas”.

No obstante, se desconoce si lo mismo ocurre en Managua, León y Chinandega, donde persiste la queja tarifaria.

En la sede central del Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, INAA, en Bolonia, ayer no hubo respuesta. El presidente del Consejo de Dirección del ente regulador, Carlos Schutze, no pudo atender una entrevista, igual que los dos miembros de este órgano: Luis Urbina Noguera y Luis Ángel Montenegro Padilla, los mismos que firman las dos resoluciones que ahora se pueden descargar desde el sitio web.

Se esperaba que Santos Martínez, Vicegerente de Operaciones de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, explicara ayer en detalle las causas del desabastecimiento de agua potable en diversos puntos de Managua y León, además de las alzas mencionadas. Sin embargo, anoche canceló la entrevista, mediante el Departamento de Comunicación.

La presidenta de Enacal, Ruth Herrera, brindó ayer declaraciones a los medios afines al partido de gobierno, y aprovechó para descalificar las quejas de los pobladores y de los organismos.

No obstante, evitó aclarar cómo están cobrando las alzas del INAA, a qué se debe el desabastecimiento de agua potable en Managua, León y Chinandega, y el repunte que se denuncia en el monto de las facturas.

Estas mismas anomalías son denunciadas y protestadas de manera separada por varios organismos, entre ellos la Liga por la Defensa del Consumidor de Nicaragua, Lideconic, y la Red Nacional de Defensa de los Consumidores, RNDC.

Sube agua cuando baja energía

Ricardo Osejo es miembro de este último organismo, y asegura que es “ilógico” que esté subiendo la tarifa del agua potable cuando la de energía está bajando. “Cuando Unión Fenosa baja la tarifa de energía, Enacal está aplicando alza en las facturas. Eso no tiene lógica”, apuntó.

Explicó que a diferencia de todos los departamentos del país, la tarifa de Matagalpa y Jinotega ya había subido en enero de 2004. “Pero los ajustes continúan y no sabemos cuál es la razón… Son tarifas declaradas por sí solas y en estas zonas hay desabastecimiento”, agregó.

Osejo dijo conocer el caso particular de Matiguás, en Matagalpa, “donde en gran parte de la población no está consumiendo servicio de agua, sino que están consumiendo aire, y a quienes les llega el agua es de mala calidad”. Por esta razón dijo que no se explica por qué aprueban alzas y descomunales.

Señaló que en Managua el fenómeno es otro, según las quejas que han recibido en la RNDC. “Se cobra más metros cúbicos de lo que tradicionalmente consume la gente”, agregó.

Recomendó revisar las facturas de Enacal y lo que está marcando el medidor de la vivienda.

“No hay medición correcta… no hay lectura en secuencia. No están cobrando conforme los marcadores… Estimaron el consumo y te lo digo porque tengo pruebas”, aseguró Osejo, tras mencionar varios casos que atendió personalmente.

Cambian tarifas

Maura Morales, Presidenta de Lideconic, aseguró que Enacal está cambiando de tarifa a varios clientes capitalinos y no les emite ninguna notificación. “No se sabe si es cambio de mínimo (cargo fijo) o si es de tarifa, pero al consumidor le están cobrando más”, subrayó.

Explicó que a pesar de los esfuerzos que realizan por la ciudadanía, los directivos de Enacal “se tiran la pelota los unos a los otros y no dan una respuesta clara”. Morales, sin embargo, asegura que el problema del agua está “de muchos años atrás”.