•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA
Cientos de miembros de la Asociación de Trabajadores Bananeros y Ex Bananeros de Nicaragua (Atben), afectados por el Nemagón y por el Fumazone, usado indiscriminadamente por las empresas transnacionales norteamericanas del banano durante la década del setenta, marcharon por las diferentes calles de esta ciudad para denunciar y repudiar maniobras sucias efectuadas por la Dole Food Company.

Los protestantes portaron mantas contra los mexicanos Francisco Valadez y José Luis Cascante, y el costarricense Luis Madrigal, quienes “al servicio de esa empresa transnacional chantajean y sobornan a humildes campesinos para que declaren contra otros campesinos afectados por el Nemagón y Fumazone, violando nuestra soberanía nacional y las leyes de Nicaragua”.

Francisco Palacios Ramos, presidente de Atben, dijo que ante las derrotas legales de las compañías transnacionales de parte de ex trabajadores bananeros que laboraron para las 16 plantaciones de la fruta en el municipio de Chinandega, representados por los abogados Antonio Hernández Ordeñana y Juan José Domínguez; otro bufete a cargo de Martha Cortés y Bernard Zavala, y el grupo Carlos Gómez, representado por Enrique Carballo; la Empresa Dole Fruit Company pretende empañar la lucha.

Tentadora oferta

El dirigente aseguró que los tres extranjeros ofrecen hasta 50 mil dólares, visa americana para el afectado y su familia, trabajo y vivienda en los Estados Unidos de América, y una orden de protección del juez americano para que nadie conozca su identidad ni el contenido de sus declaraciones. A cambio de jugosas ofertas les piden que firmen y pongan su huella digital en un documento que los campesinos desconocen, y que declaren que Antonio Hernández Ordeñana no representa a verdaderos bananeros en demandas.

Añadió que los dos mexicanos y el costarricense pagan viajes a los “engañados” para que éstos vayan a Costa Rica a dar su testimonio, y los hospedan en lujosos hoteles en Managua con el propósito de destruir el bufete Domínguez-Hernández y la lucha emprendida hace varios años.

“Tenemos gran cantidad de declaraciones de afiliados a nuestra organización que valientemente rechazaron estas jugosas ofertas, así como testimonios de algunas personas que viajaron a Costa Rica y a Managua para declarar y se arrepintieron, debido a que las empresas no les entregaron el dinero prometido”, dijo Palacios Ramos.

Abogado ofendido

Los participantes en la marcha pacífica se apostaron frente a los juzgados de Chinandega para apoyar al abogado Antonio Hernández Ordeñana, en la acusación criminal contra Francisco Valadez.

La asociación de bananeros instó al fiscal general, Julio Centeno Gómez; a la jefe de Migración y Extranjería, María Antonieta Novoa; al procurador de justicia, Hernán Estrada; a la primera comisionada Aminta Granera, y al procurador de Derechos Humanos, Omar Cabezas, para que tomen cartas en el asunto ante las denuncias, y se abra proceso investigativo contra los tres extranjeros que violentan la soberanía nacional, las leyes y el orden constitucional.

Antonio Hernández Ordeñana, que junto a su colega norteamericano Juan José Domínguez, ha ganado varios casos en un jurado de California a cargo de Victoria Chaney, se mostró indignado porque la juez primero Claudia Noguera, de Chinandega, pospuso hasta el 17 de abril la audiencia inicial contra el mexicano Francisco Valadez.

“El viernes último hice una petición de reposición de auto que la juez emitió ilegalmente el jueves a la una de la tarde, no he tenido respuesta ni me ha notificado, lo cual viola mi derecho constitucional, porque al extranjero Francisco Valadez le respondió rápido, a mí no. La audiencia inicial prevista para las 8:30 de la mañana de ayer lunes fue suspendida por la juez Noguera, que fue complaciente violando toda norma jurídica”, expresó el jurista.

Señaló que el mexicano pidió que la audiencia inicial se reprogramará hasta después de Semana Santa porque iba para su país, y se le nombrará un abogado, lo cual, según Hernández Ordeñana, fue aceptado por la juez, por lo que se mostró ofendido.

Afirmó que continuará la lucha hasta que se haga justicia, porque quien ha falsificado documentos y engañado a afectados por el Nemagón y Fumazone es Francisco Valadez. Dijo que existen abundantes pruebas de que el mexicano es agente de la Dole Fruit Company, para entorpecer la lucha de los afectados por el tóxico.