•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Unas 386 manzanas de tierra han sido destruidas en la península de Cosigüina, algunas estaban destinadas a promover el turismo, luego de que personas llegaran a la zona y provocaran incendios con la intención de cultivar, indicaron las autoridades.

La alcaldesa del municipio de El Viejo, en Chinandega, María del Tránsito Guevara, elevó al más alto nivel la situación que se registra en la península de Cosigüina.

Las autoridades indicaron que un grupo de personas armadas se da a la tarea de hacer quemas, provocando un incendio de grandes proporciones.

“Tres brigadas comunitarias salieron a sofocar las llamas”, dijo Guevara.

La Alcaldía de El Viejo integró una comisión interinstitucional que recorrió el sitio afectado por el fuego provocado, al parecer, por personas originarias del municipio de El Sauce, quienes pretenden instalarse en lo más alto del bosque.

El incendio en la península del Cosigüina duró ocho días. Carol Munguía/END“La medición preliminar del incendio de Cosigüina es de 275 hectáreas, que equivalen a 386 manzanas”, dijo la delegada del Instituto Nacional Forestal (Inafor), ingeniera Adela Martínez.

La funcionaria señaló que se han registrado incendios en El Chonco, jurisdicción de Chinandega, y en el área boscosa de Posoltega.

Además: La quema de la maleza, el gran enemigo

Por su parte, Marvin Meléndez, funcionario municipal, informó que el reciente incendio forestal en la península demoró ocho días en ser controlado.

“El zacate seco, los vientos y la temperatura fueron factores que limitaron el trabajo de los comunitarios. El fuego amenazó la reservaÆ, dijo Meléndez, quien afirmó que se quemó área en las comarcas San Luis, Cerros Chachos, Toro Muerto, La Batidora, Cabo de Horno y El Mojado.

Un poblador de la zona, Pedro Rivera, explicó que tratan de promover este sitio como un destino turístico, pero los incendios podrían frenar esa iniciativa.

“La zona se apunta para abrirse al turismo rural. Los extranjeros vienen a hacer contacto con la naturaleza porque vienen de una selva de cemento, pero aquí encontrarán cenizas y carbón. Los incendios limitan nuestros proyectos de futuro”, lamentó.

El incendio en la peníncula de Cosigüina arrasó al menos 380 manzanas. Carol Munguía/END