•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua devolvió ayer a Costa Rica a 11 haitianos sin documentos que fueron abandonados por un traficante de
personas en su camino hacia EE. UU., informó la Policía Nacional nicaragüense.

El grupo, compuesto por 5 adultos y 6 niños, fue encontrado en un río del municipio de Diriamba, en el litoral Pacífico de Nicaragua, dijeron las autoridades sin dar más detalles.

Los haitianos se dirigían hacia Honduras, por lo que contrataron los servicios del traficante, quien los abandonó cerca de donde fueron encontrados, según las investigaciones policiales.

Lea más: Coyotes ganan millones pasando a ilegales

La presencia del grupo en Centroamérica coincide con su interés de llegar a Estados Unidos, refirió la Policía nicaragüense.

El grupo fue expulsado de Nicaragua y puesto en territorio costarricense a través del puesto fronterizo de Peñas Blancas, el en suroeste nicaragüense.

El Gobierno de Nicaragua cerró a finales de 2015 su frontera a inmigrantes ilegales y tiene por norma expulsar del país a cualquier persona que ingrese sin documentos.

Centroamérica es utilizada como ruta por miles de inmigrantes ilegales procedentes del sur del continente, del Caribe, de África y Asia, que pretenden llegar a Estados Unidos.

De interés: Los migrantes africanos que se entregaron a las autoridades de Carazo

La situación, que llegó a ser tildada de crisis entre finales de 2015 e inicios de 2016 por el embotellamiento de miles de cubanos y haitianos entre Panamá y Costa Rica, ha movilizado a los Gobiernos de la región, que insisten en que el asunto debe ser abordado de forma integral y compartida por todos los involucrados.

Vea aquí una línea de tiempo sobre los casos de migrantes más sonados.